miércoles, mayo 27, 2020
Inicio > Columnas > Chicotito > “Chicotito”, por Jorge Blanco Carvajal

“Chicotito”, por Jorge Blanco Carvajal

Spread the love
  • Caos por la desaparición de entes corruptos
  • Es preferible desaparecerlos que organizarlos
  • No es fácil desterrar tanto y tan pesado vicios
  • La caja chica de los ex gobernadores del país
  • INSABI suple al inútil seguro popular

El negocio no es sanar a enfermos, sino enfermar a sanos…”

#farmafia

La desaparición de las guarderías, la extinción del seguro popular y la desorganización en la compra de medicamentos en el país, están haciendo estragos en la población que en muchos casos ha derivado en no menos tragedias…..RATERIAS.- Y los tres problemas, ni cómo negarlo, son consecuencia al ladronaje que encontró el presidente Andrés Manuel López Obrador.  Está justificada la desaparición tanto de las guarderías como del seguro popular, lo mismo la compra de medicinas, pero…antes de borrarlas del mapa debieron tener un plan “B”…..PILLERIAS.- Las guarderías eran un mundo de corruptelas en el que ganaban muchos, desde arriba hasta abajo, incluyendo los dueños de las casas que habilitaban como “guarderías”.  El sistema era muy sencillo:  La supuesta guardería reportaba atención para 100, 200 o 300 niño, aunque en realidad tuviera veinte o treinta pequeños, pero el registro de tanto niño significaba una retribución jugosa del gobierno federal que se repartían algunos en la cadena conformada por empleados, funcionarios y dueños de casas.  No había de otra que cancelar cualquier recurso, pues queda confirmado que se robaban hasta el 99% de los dineros destinados para ese fin…..PORQUERIA.- Y del mentado seguro popular, como dice AMLO, ni era seguro y mucho menos popular, pues con el tiempo y la nula vigilancia federal llegaron a convertirse en otra de las cajas chicas de los gobernadores en turno, de ahí agarraban para las campañas políticas de los distintos partidos, pasando por los caprichos de los hijos, de sus amigos, de sus primos, etc., etc., de lo que hay constancias mil.  El gobierno federal tiene incluso un recuento de los daños y dispone de una aproximación a lo que se robaron los gobernadores nada más en ese renglón, sobre lo que se advierte que se está trabajando con minuciosidad respecto de los gobiernos pasados y que, no está descartado que pronto se ejerza acción penal por esas linduras. Es decir, los dineros que el gobierno federal enviaba para mejorar hospitales, equipo y medicinas, se lo birlaban en su totalidad los gobernadores.  Eso se ha dicho recio y quedito y…nadie se da por ofendido, ni siquiera el jarocho Javidú, que patentó el sistema de administrar agua destilada en vez de quimioterapia a los niños enfermos con cáncer, pero la indecencia está debidamente documetada, pues los ratones nunca se preocuparon por borrar las evidencias. Así como llegaban los dineros los cambiaban de cuenta y jale limpio. Y, como dicen en el argot policíaco, “jale limpio, no admite reclamación…”…..ORALE.- Y el otro barril sin fondo que era la compra de medicinas para el sector salud, es decir, para el IMSS, ISSSTE y SSA, que implicaba miles de millones de pesos que daban incluso para comprar a quienes tenían la facultad de autorizar o negar, también pasa a retiro. En el negocio los mismos laboratorios se prestaban a triquiñuela y media con tal de ganar ellos, que ganaran los intermediarios, los de arriba, lo de abajo, etc., etc., con detrimento en la calidad de los medicamentos por una parte y con fabricación a punto de caducar, por la otra, por lo que se podía dar más barato, aunque al final los enfermos eran los receptores de tan grandes trácalas.  Pues bien, también ese negocio parece superado o por lo menos parece entrar en un estado de orden al que nadie estaba acostumbrado.  O sea, sobradamente justificado el gobierno de López Obrador decidió cancelar los convenios, aunque luego los mismos laboratorios, que son empresas hartamente  poderosas, le orquestaron no menos campañas de desprestigio para obligarlo a ceder y seguirles comprando bajo los mismos estándares de indecencias.  Lamentablemente en esos bisnes se dejó de adquirir productos urgentes que seguramente están causando problemas en los enfermos, y no se diga en los afectados por cáncer, pero llegará el momento en que sean superados esos “baches” que parecen muchos e interminables y en los que algunos no están de acuerdo y hasta exigen que se regrese a los tiempos de aquellas trácalas, que parecen, desterradas para siempre…..BRONCAS.- Y claro, sobre los trabajadores del extinto seguro popular hay dificultades, pues ante la desaparición de la fuente de trabajo quedan en el desamparo momentáneo, aun cuando las nuevas autoridades del Instituto de Salud para el Bienestar, es el sustituto del seguro popular, habían ofrecido manenerlos en sus bases y sobre lo que creemos que sucederá, pero hasta que se reorganice la nueva dependencia, pero nadie debe quedar en la calle, eso es lo importante.  También hay problemas de administración en el nuevo instituto, a pesar de que sería el ente que atendería a los enfermos que no pertenecen al IMSS o ISSSTE, no cuenta con planes, proyectos ni programas internos, de modo que arranca sin médicos ni enfermeras, mucho menos con medicinas.   Aun así, seguimos creyendo que funcionará en el corto plazo.  Es todo esta tarde, nos vemos mañana si Dios lo permite aquí mismo o en la web más visitada de la internet en Durango de todos los tiempos, la que informa hoy de lo que sucede hoy, a cualquier hora del día o de la noche.

Twitter: @jorgeblancoc

Facebook:  jorgeblancocarvajal

Muchas gracias

%d bloggers like this: