“Chicotito”, por Jorge Blanco Carvajal

  • Tragedia en Torreón tiene más culpables
  • Padres rechazaron revisión a las mochilas
  • El niño era víctima de “bullyng” en la escuela
  • Fallamos todos por no saber cómo evitarlo
  • Apps incluyen episodios como el de hoy

La descomposición social en México, signo de su decadencia cultural…”

Carlos Aguiar Retes

Nada de lo ocurrido esta mañana en el Colegio Cervantes de Torreón, Coah., podrá justificarse, aparte de que no debe justificarse, pero parece que hay más culpables además del niño que accionó la pistola o las pistolas…..ALTO.- En días pasados el mismo colegio emitió un comunicado en el que explicó que desde mediados del año de 2019 se intentó revisar a los alumnos con la “operación mochila”, pero que los padres rechazaron cualquier revisión a sus hijos, pues creyeron y dijeron que no era necesario, que ellos sabían a quién mandan a la escuela, aparte de que era invadirles su privacidad…..CULPAS.- Y no es todo, pues se asegura que el niño, finalmente muerto con sus propios disparos, era víctima de “bullyng” desde hace tiempo, que a raíz de la muerte de su madre hace meses, se burlaban de su situación tanto compañeros de clase como maestros o al menos una maestra. Que la circunstancia lo fue arrinconando hasta sumirlo en una gran depresión de la que no salió nunca y por la que tal vez creyó resolverlo todo a punta de balazos.   El chico, alumno del sexto año, con calificaciones sobresalientes, requería ayuda que no brindó ni su padre ni sus abuelos con los que vivía y mucho menos la escuela. La escuela, por el contrario, para él se convirtió en un infierno pues antes que encontrar paz y orden, halló el rechazo lamentable de compañeros y maestros…..FALLAS.- Jorge Clemente Mojica, presidente del Consejo Estatal Ciudadano dijo esta mañana y, está en lo cierto.  En el caso del jovencito del Colegio Cervantes, no nada más fallaron su padre y sus abuelos (al parecer las pistolas eran del abuelo), falló la escuela al no detectar el gravísimo problema y atenderlo, pero además falló el resto de la sociedad que no tiene los mecanismos para identificar casos como el de esta mañana en Torreón y de la semana pasada en Lerdo, donde el padrastro y la madre mataron a golpes a una pequeña de 4 años de edad.  Fallaron los vecinos de esa niña, pues algunos aseguran que sí escuchaban lamentos y quejas del sufrimiento, pero…no hicieron más. Ni siquiera llamaron a la autoridad como para que investigaran qué estaba pasando y así preservarle la vida a la pequeña.  Es correcto decir que estamos fallando todos, la sociedad en su conjunto está fallando en este tipo de episodios porque algo debió hacerse, pero a tiempo, no como ahora que, nos duele a todos, nos avergüenza a todos, pero nadie hicimos nada para evitarlo a tiempo…..RAZONES.- No hemos encontrado culpables de la desgracia pero…mucho influyeron para el caso de esta mañana en Torreón los sensibles padres de familia que rechazaron cualquier búsqueda en la mochila de sus hijos, pues para ellos era invadir la privacidad de los estudiantes, pero…no fueron lo congruentes que la circunstancia requería, pues el padre o los abuelos debieron cersiorarse de que el chico no fuera a la escuela con pistolas.  Era sencillamente estar al pendiente de su hijo y nieto, y no lo hicieron…..ORDEN.- Y las escuelas, visto que los padres no quieren que les invadan la privacidad de sus hijos, por qué no colocan arcos detectores de metal para saber si los estudiantes llevan o no armas.  Un aparato de esos evita “la vergüenza” de invadirle la privacidad a los muchachos, pero se detecta cualquier tipo de armas como para evitar que vuelva a suceder lo ocurrido esta mañana que ha dado la vuelta al mundo y que refleja no nada más la descomposición social que nosotros mismos hemos fomentado, sino que cada vez nos parecemos más a la familia norteamericana, por desgracia…..JUEGOS.- Los juegos electrónicos y no menos aplicaciones ligadas a la violencia, también son causa de muchas calamidades en el mundo, y por desgracia, también ya en Torreón y Durango.  Y los juegos, para acabarla de fregar, en la mayoría de los casos son comprados por los mismos padres.  Han sido los progenitores quienes los llevan o encaminan a esas desgracias, dado que para tenerlos “entretenidos” los dejan horas y horas jugando a esos juegos de la muerte , y en ocasiones no son horas, sino días, de día y de noche en los que disparan miles de armas y miles de veces, quizá por lo que llega el momento en que pasan de lo ficticio, de lo virtual, a lo real, como lo sucedido esta mañana en Torreón, donde el pequeño, que era un buen estudiante, con calificaciones sobresalientes, hizo realidad lo que juegan casi todos los chicos de su edad.  Por desgracia hay tres o cuatro personas muertas y 8 lesionados, pero quién sabe qué más pueda suceder mientras no nos dispongamos los padres a acercanos a nuestros hijos, a conocerlos, a saber de sus amigos, de sus distracciones, etc., etc..  No me apuren mucho, pero…el episodio violento registrado esta mañana en el Colegio Cervantes es parte de varios episodios lamentables que son el plato fuerte de cierta app de moda entre los pequeños. Esa, sin duda, sí ha de ser una de las profesías de Nostradamus, pues se sugiere que en México y en el mundo hay muchos otros estudiantes puestos para hacer lo propio.  Y se verán cosas mucho peores, dice la Biblia.   Es todo esta tarde, nos vemos mañana si Dios lo permite o nos encontramos a cualquier hora en la web más visitada de la internet en Durango de todos los tiempos www.contactohoy.com.mx la que informa hoy de lo que sucede hoy, a cualquier hora del día o de la noche.

Twitter: @jorgeblancoc

Facebook:  jorgeblancocarvajal

Muchas gracias