jueves, septiembre 24, 2020
Inicio > Columnas > Chicotito > “Chicotito”, por Jorge Blanco Carvajal

“Chicotito”, por Jorge Blanco Carvajal

  •   Hay quienes concluyen que no existe el Covid
  •  Es la principal causa del relajamiento colectivo
  •  Fiestas de la Madre ya pesan en los números
  •  México y Estados Unidos entre los más afectados
  •  Sus presidentes fueron los más irresponsables

 

Lo que más temíamos está por suceder, el colapso de los hospitales públicos en Durango…”

 

Dr. Sergio Gonzalez Romero

“¿Tú conoces a alguien enfermo o muerto por coronavirus…? ¿No? Entonces no existe el Covid y no tenemos por qué encerrarnos ni traer cubrebocas u otros implementos de seguridad”… en tanto los hospitales locales apuntan a la saturación…..ABSURDO.- El más escandaloso absurdo de miles de mexicanos es lo que les ha llevado primero a contagiarse y luego a la muerte en todos lados, incluyendo Durango, a pesar de que nuestra entidad sigue teniendo un índice bajo de enfermos…..LIGEREZA.- No sabemos a quién se le ocurrió esa tontería, preguntar si se conoce a un enfermo o muerto por Covid para concluir que no existe el patógeno. La sola pregunta ofende la inteligencia de casi todos los seres humanos. La enfermedad, exista o no exista según sus conclusiones, ha golpeado de fea manera al mundo, y por lo visto, lo seguirá afectando por mucho tiempo, dado que según los expertos el virus llegó para quedarse con o sin vacuna. Les diré que la pregunta que se hace mucha gente no me la han hecho a mí, pero yo tengo una prima hermana y su esposo aún convalecientes después de tres semanas de graves sufrimientos. El agente de la Policía Investigadora de los Delitos que murió ayer falleció quince días después que su madre por las mismas causas, el coronavirus. El occiso y su madre eran parte de reconocidas familias de nuestra capital. Tuvo hijos, yernos, nietos y bisnietos que son ampliamente reconocidos en distintos rumbos de la capital. Asumir que el virus no existe como dijo el vividorazo Pedro Durán ayer a la reportera de Canal 12, es una actitud criminal, puesto que al no protegerse no nada más puede contagiarse, sino contagiar a todos los que le rodean. Otros, en los mismos grupos de redes, piden nombres cuando menos de uno de los enfermos o muertos y, legalmente, está prohibido que los medios de comunicación los divulguemos. Mencionar sus nombres en público es violar su privacidad y exponerlos a muchas otras consecuencias, por eso no se publican, aunque luego otros se justifican: “ah, es que todos los medios están maiceados, vendidos y chayoteados para hacerle creer a la gente que es real algo que no existe…”. No obstante, para los incrédulos, pidamos que alguien nos explique por qué está paralizado el mundo. Por qué la mayoría de los seres humanos han tenido que aislarse por tanto tiempo y por qué la policía y el ejército de muchos países han tenido que obligar a la gente a quedarse en casa. No creemos, bajo ninguna circunstancia, que de pronto y en unas cuantas semanas los gobernantes del mundo se hayan puesto de acuerdo para paralizar todo, para arriesgar a miles o millones de empresas a perderlo todo. Acá, no olvidemos, el presidente Andrés Manuel López Obrador era uno de esos incrédulos y hasta recomendó no quedarnos en casa, salir a la calle y seguir asistiendo con la familia a restaurantes y fondas. Aseguró el jefe de la nación que el coronavirus era un invento de los neoliberales o de los fifís para tener asustado al mundo. No tardó mucho, dos días si acaso, para entender la realidad y cambiar de parecer sin reconocer el gravísimo error, al declarar la emergencia nacional y las jornadas de sana distancia. El desacierto presidencial le valió toda suerte de burlas tanto domésticas como foráneas, por la irresponsabilidad de tratar un tema tan delicado con semejante ligereza. El gobernador de Puebla, Miguel Barbosa, luego diría que: “El coronavirus es una enfermedad para ricos. Los pobres están blindados y no podrán contraerlo…”. Ahí está que el karma le hizo una mala jugada, pues en la camotera entidad la mayoría de los contagiados son pobres, es gente de los cinturones de miseria que están por colapsar los hospitales públicos, según las palabras del propio mandatario estatal postulado por Morena. Luego, por si le sirve el dato a tanto incrédulo, en Estados Unidos, el país más poderoso sobre la tierra, por tratar la pandemia con la misma irresponsabilidad, provocó la expansión del patógeno por toda la Unión Americana, pero a lo bestia. A grado tal de que el miércoles pasado rebasó los cien mil muertos, y se mantienen los pronósticos de 240 mil bajas. Acá, gracias a la indiferencia e irresponsabilidad de muchos que siguen preguntando los nombres de los enfermos o los muertos, el día 10 de mayo todo mundo se lanzó a festejar a las “cabecitas blancas”, a las madres, y aquí están ya los resultados. Durango tiene 297 enfermos, 146 recuperados, 228 sospechosos, 1,554 negativos y 41 muertos hasta ayer, mientras a nivel nacional fueron rebasadas todas las expectativas. Hugo López Gatell, el subsecretario de Salubridad, originalmente pronosticó 8 mil muertos, luego le ajustó a 6 mil y, ante el relajamiento de los mexicanos para festejar a las madrecitas, superó y por mucho los dos pronósticos hasta concluir que van más de 9 mil fallecimientos y, acorde con las estimaciones de los expertos, puede superar fácilmente los 130 mil. Algo absolutamente catastrófico que se veía venir por la falta de seriedad de la gente, por desdeñar o despreciar los llamados de las autoridades sanitarias. El que escribe, concluye esta tarde diciendo que prefiere seguir encerrado y saliendo nada más a comprar víveres, antes que empezar a investigar si es cierto o no sobre la existencia del terrible virus. Nos vemos mañana si Dios lo permite o nos encontramos a cualquier hora en la web más visitada de la internet en Durango de todos los tiempos www.contactohoy.com.mx la que informa hoy de lo que sucede hoy, a cualquier hora del día o de la noche.

 

Twitter: @jorgeblancoc

Facebook: jorgeblancocarvajal

Instagram: jorgeblancocarvajal

 

Muchas gracias

%d bloggers like this: