lunes, septiembre 21, 2020
Inicio > Noticias > Internacional > Chile lanza ayudas por 1.500 millones de dólares para mermada clase media

Chile lanza ayudas por 1.500 millones de dólares para mermada clase media

Santiago de Chile, 5 jul (EFE).- El Gobierno de Chile anunció este domingo un plan de 1.500 millones de dólares dirigido a más de un millón de familias pertenecientes a la clase media que han visto mermados sus ingresos por la pandemia y que incluye medidas crediticias, subsidios para arriendo o postergación de hipotecas.

“Muchas familias de clase media viven con un fuerte temor a que circunstancias adversas las hagan perder lo que con tanto esfuerzo han logrado y las hagan retroceder a situaciones de vulnerabilidad”, dijo el presidente Sebastián Piñera.

Entre las medidas anunciadas por el mandatario destacan los “créditos blandos COVID”, que serán financiados y administrados por el Estado, tendrán una tasa de interés real igual a cero y “cubrirán hasta el 70% de la caída de los ingresos durante 4 meses”, indicó el gobernante conservador.

Los préstamos tendrán un monto máximo de 2,6 millones de pesos (cerca de 3.000 dólares) y un año de gracia y tres amortización y podrán beneficiar a 600.000 personas, agregó.

El paquete de ayudas incluye también la postergación hasta 6 meses de los pagos hipotecarios para familias con merma de ingresos, un subsidio de arriendo de 150.000 pesos (187 dólares) y una ampliación de los Créditos con Aval del Estado (CAE) para que los jóvenes puedan acceder a estudios superiores.

“Con esta ampliación más de 130.000 nuevos estudiantes podrán acceder a este beneficio, con lo que más del 80 % de los estudiantes de educación superior contarán con apoyo del Estado”, explicó Piñera.

Estas medidas se incluyen en el ambicioso plan de recuperación económica de 12.000 millones de dólares que el Gobierno pactó a mediados de junio con la oposición y que supone cerca del 7 % del PIB. En marzo, ya se habían aprobado medidas destinadas a los más vulnerables por valor del 4,7 % del PIB.

“Estamos viviendo tiempos muy duros y difíciles, que han significado muchas privaciones, sufrimientos, angustias e incertidumbre para millones de familias”, indicó el mandatario.

La suspensión parcial de las actividades económicas desde mediados de marzo provocó una caída histórica del producto interior bruto (PIB) en abril y mayo del 14,1 % y el 15,3 %, respectivamente, y la destrucción de 1,5 millones de empleos.

El Banco Central de Chile estima una recesión de hasta el 7,5 % para 2020, mientras que la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) calcula que la pobreza podría llegar al 13,7 %.

“No solo debemos proteger los empleos e ingresos durante este período de emergencia (…) Para lograr este objetivo, la única solución verdadera es poner nuevamente poner en marcha a nuestra economía y crear verdaderas seguridades y oportunidades para todos”, agregó Piñera.

Chile, con 19 millones de habitantes y cerca de 300.000 contagios y 9.000 muertos entre confirmados y sospechosos, es uno de los países más afectados del mundo por la pandemia y más de la mitad de la población se mantiene aún confinada, mientras que las fronteras y los negocios no esenciales llevan cerrados desde marzo. EFE

%d bloggers like this: