Inicio > Noticias > Internacional > China carga contra la industria del juego en Filipinas dirigida a chinos

China carga contra la industria del juego en Filipinas dirigida a chinos

Manila, 8 ago (EFE).- China instó hoy a las autoridades filipinas a castigar a los casinos y empresas de juego que emplean a ciudadanos chinos de manera ilegal en Filipinas, donde en el último año han proliferado firmas juego online orientadas a chinos.

La ley china prohíbe a sus ciudadanos participar en “cualquier tipo de juego”, incluido online, actividades que vincula al lavado de dinero, recordó hoy en un comunicado la embajada china en Manila.

La embajada expresó su deseo de que “los departamentos relevantes del gobierno filipino tomen medidas concretas y efectivas para castigar a los casinos filipinos y las entidades POGO” (Philippine Offshore Gaming Operators), una categoría que engloba casas de apuestas y juego online, que ofrecen empleo ilegal a chinos.

La embajada también culpó a “compañías chinas” sin identificar y a “individuos filipinos” de organizar juegos de azar en alta mar en aguas filipinas dirigidos a público chino, eventos que han provocado “un aumento de los delitos y los problemas sociales en China”.

En el último año se aprecia en Manila una amplia proliferación de trabajadores chinos, que se sospecha que trabajan en firmas opacas de juego online con base en Filipinas o en las actividades de juego transfronterizo.

Según China, muchos de esos trabajadores ilegales chinos en Filipinas pueden considerarse “esclavos modernos” porque sus libertades están limitadas e incluso alegan que algunos sufrieron extorsiones y abusos físicos.

La presencia creciente de chinos en el país ha despertado suspicacias también entre los filipinos, que no ven con buenos ojos que no paguen impuestos en Filipinas por un trabajo que realizan en empresas basadas en el país.

La embajada apuntó que China se va a ocupar de “destruir redes de organizaciones criminales involucradas en el reclutamiento de jugadores de China en casinos en el extranjero y el uso de Internet para abrir casinos en China”.

El portavoz presidencial Salvador Panelo señaló que las víctimas de presuntos delitos, como contratación ilegal o explotación laboral, “deberían presentar cargos ante las autoridades filipinas” para poder atajar el problema.

La Corporación Filipina de Diversión y Juego (Pagcor) introdujo el sistema POGO en 2016, empresas de juegos offshore a través de internet que utilizan redes y software para jugadores no filipinos.

Según Pagcor, desde entonces se han entregado 56 licencias POGO -la mayoría están en manos chinas- por las que la entidad estatal cobra tarifas que oscilan entre los 120.000 y los 300.000 dólares.

Se estima que el juego online en Filipinas genera unos ingresos de unos 25.000 millones de dólares al año, emplea a más de 100.000 chinos -muchos de ellos sin permiso legal de trabajo- y a miles de filipinos. EFE

%d bloggers like this: