China, “muy descontenta” con la postura del G7 sobre disputas territoriales

imagen (87)Pekín, 12 abr (EFE).- China se mostró hoy “muy descontenta” con la actitud de los ministros de Exteriores del G7, que manifestaron ayer su preocupación por la tensión que se vive en el mar de China Meridional en una declaración que incluía una crítica velada a la segunda economía mundial.


En una reunión en Hiroshima (Japón), los responsables de Exteriores de Japón, Estados Unidos, Reino Unido, Alemania, Francia, Canadá e Italia instaron a los países envueltos en disputas territoriales en la región a que se abstengan de realizar proyectos para ganar tierra al mar y de construir instalaciones militares en los archipiélagos de la zona, como ha hecho China.

“Dado el lento ritmo de recuperación de la economía mundial, el G7 se debería haber centrado en la gobernanza económica global y la cooperación en lugar de exagerar estos asuntos marítimos y avivar las tensiones en la región”, consideró hoy el portavoz de Exteriores chino, Lu Kang, en un comunicado.

Lu instó a los miembros del G7 a cumplir con su promesa de no posicionarse en el conflicto, respetar los esfuerzos de los países involucrados, abstenerse de realizar declaraciones o acciones irresponsables, y contribuir de manera constructiva a la paz y estabilidad regional.

“China no aceptará ni participará en ningún caso de arbitraje que sea impuesto contra la ley”, manifestó el portavoz de Exteriores chino, quien defendió el derecho de Pekín a llevar a cabo las construcciones en las islas de la región, que considera parte de territorio soberano a pesar de las disputas con sus vecinos.

El documento publicado por los cancilleres del G7 es una crítica aparente a China, que en los últimos meses ha avanzado en la expansión artificial de islotes en el archipiélago de las Spratly, incluyendo pistas de aviación y un faro, además de que ha aumentado su presencia militar en el de las Paracel.

Sin embargo, la declaración evita hacer mención explícita a Pekín, algo por lo que Japón -que mantiene a su vez otras disputas territoriales con China en aguas del Mar de China Oriental- había abogado.

Las Paracel están controladas por China pero Taiwán y Vietnam también reclaman su soberanía, mientras que las Spratly, más dispersas, están controladas parcialmente por China, Filipinas, Taiwán, Vietnam y Malasia, aunque Brunei también mantiene reclamaciones. (1)EFE