China reduce límites a la inversión exterior en sus Zonas de Libre Comercio

Investing.com

Pekín, 1 jul (EFE).- China ha reducido los sectores y actividades económicas sujetos a restricciones para inversores y empresas extranjeras en sus Zonas de Libre Comercio de 95 a 45 actividades cerradas, según anunciaron la Comisión Nacional de Reforma y Desarrollo (CNRD) y el Ministerio de Comercio.

La nueva “lista negativa”, en la que se estipula qué actividades quedan prohibidas o tienen límites para compañías de otros países, se aplicará a todas las Zonas de Libre Comercio del país y entrará el vigor el próximo 30 de julio.

El jueves pasado las autoridades anunciaron una actualización de las actividades restringidas a la inversión extranjera en el país a nivel general, pasando las prácticas limitadas de 63 a 48.

Ese documento detallaba la apertura ya anunciada en sectores como banca, industria pesada, automóvil o agricultura, pero también avanzaba algunas novedades, como la reducción o eliminación de límites a la propiedad de empresas en la construcción aeronáutica y naval o las redes eléctricas.

En comparación con esta lista, la que se aplica a las Zonas de Libre Comercio -que reduce las restricciones de 95 a 45 actividades- va más allá en la eliminación de límites de acceso al mercado, incluyendo sectores como la agricultura y la minería, explicó la CNRD.

En concreto, a los inversores extranjeros se les permitirá ser propietarios en un 66 % de compañías de cultivo de variedades de trigo y maíz, así como de su producción de semillas, en comparación con el límite del 49 % que existía hasta ahora.

También serán eliminadas las restricciones a la participación en sociedades conjuntas (“joint ventures”, en inglés) dedicadas a la exploración y explotación de petróleo y gas natural.

La industria cultural será otra de las que experimentará un alivio de los límites, ya que los inversores de otros países podrán ser socios mayoritarios de agencias artísticas.

China estableció sus primeras Zonas de Libre Comercio en 2013, en el polo financiero de Shanghái, para experimentar nuevas vías de gestión de la inversión del exterior, el comercio, y la transformación de las funciones gubernamentales para alinear la economía del país con las prácticas internacionales.

En total el país asiático cuenta con 11 zonas de este tipo y una en construcción en la isla tropical de Hainan, en el Mar del Sur de China. EFE