Choques mortales entre rebeldes y Damasco avivan posible ofensiva en Idlib

Fátima Subeh Marzo

Beirut, 9 nov (EFE).- Los enfrentamientos entre las tropas gubernamentales sirias y una facción rebelde, que han dejado decenas de muertos en las filas de los insurgentes, avivan la posibilidad de que se lleve a cabo una ofensiva en el norte de Siria, paralizada hace dos meses por un acuerdo suscrito entre Rusia y Turquía.

Los enfrentamientos entre ambas partes comenzaron ayer y se han prologando hasta esta madrugada en el norte de la provincia de Hama, fronteriza con Idlib, con una emboscada de las tropas sirias y leales en la zona de Al Zalakiat, emplazada dentro del sector desmilitarizado pactado entre Estambul y Moscú.

El asalto “por sorpresa” de las tropas del presidente sirio, Bachar al Asad, han acabado con la vida de al menos 22 combatientes de la facción rebelde Ejército del Honor, informó el Observatorio Sirio de Derechos Humanos.

Según la ONG, cuya sede se encuentra en el Reino Unido pero que cuenta con una amplia red de colaboradores sobre el terreno, este ataque ha sido el más sangriento en lo que va de año en las filas de los insurgentes.

El líder opositor de la facción rebelde Ejército de la Victoria, Abdel Muin al Masri, cuyo grupo combate junto al Ejército del Honor, consideró una “provocación” los ataques realizados por las tropas de Damasco contra una de las posiciones militares de los insurgentes, lo que podría desencadenar la reanudación de los combates.

El asalto del Gobierno sirio “tiene como objetivo reanudar el conflicto, continuar con los combates”, y busca “la respuesta de los revolucionarios ante estas operaciones”, aseguró por teléfono a Efe.

El dirigente rebelde indicó que las tropas sirias “con la ayuda de los iraníes atacaron aprovechando el cese de las hostilidades” en la zona desmilitarizada.

Los enfrentamientos tuvieron lugar en la zona de Al Zalakiat, de donde “el Ejército Libre había retirado todas las armas pesadas”, aseveró Al Masri, en referencia al Ejército Libre Sirio (ELS), el paraguas opositor donde opera su grupo.

El acuerdo turco-ruso del pasado mes de septiembre estipula la creación de una franja desmilitarizada de entre 15 y 20 kilómetros para dividir las posiciones de las tropas sirias y de la oposición armada respaldada por Ankara.

El pacto también exige, además de un alto el fuego, la retirada por parte de los opositores del armamento pesado del cordón de seguridad, aunque los yihadistas que se encuentran apostados en la zona se han negado a cumplir con el acuerdo.

Por su parte, un comandante del Ejército del Honor, Jamel Saleh, aseguró en Twitter que combatientes de su facción murieron al intentar “repeler un avance de las tropas de ocupación rusas e iraníes ayer por la noche en la zona rural de Hama”.

Según un comunicado del grupo rebelde, reproducido por Saleh, el número de combatientes muertos confirmados e identificados es de 18 y advierte de que la “sangre derramada no quedará en vano”.

Por otro lado, la agencia estatal de noticias SANA aseveró hoy que una unidad del Ejército Árabe Sirio acabó con la vida de “cinco miembros” del Ejército del Honor.

La fuente explicó que los “terroristas” estaban desplegados en las granjas de Al Bahruj, al suroeste de Latmane, cuando atacaron la vecina Al Zalakiat, en una zona rural del norte de Hama, por lo que las unidades sirias respondieron a “su agresión”.

SANA no ofreció detalles de si hubo bajas en las filas de las tropas progubernamentales.

Este ataque se produce más de una semana después de que Siria y Rusia, su aliada, acusaran a Turquía de no cumplir plenamente con el acuerdo suscrito sobre la zona desmilitarizada en Idlib y sus alrededores, que comprenden el norte de Hama y Latakia y el oeste de Alepo, considerados como el último bastión opositor alzado contra el presidente Bachar al Asad.

Este pacto implementado desde el pasado 15 de octubre, que paralizó una ofensiva gubernamental contra la región, es violado por ambas partes prácticamente a diario con continuos bombardeos de artillería y aviación en la región. EFE