Inicio > Noticias > Internacional > Científicos descubren una conexión secreta entre Panamá y las Galápagos

Científicos descubren una conexión secreta entre Panamá y las Galápagos

Washington, 21 dic (EFE).- Un grupo internacional de científicos descubrió una conexión secreta y subterránea entre Panamá, Costa Rica y las Islas Galápagos, en el Pacífico, que permite que el magma procedente de las capas más profundas del planeta se desplace lateralmente y transporte materiales a grandes distancias.

Los científicos, entre los que hay investigadores de Estados Unidos, Costa Rica, Australia, México, Rumanía y Alemania, entre otros países, publicaron el estudio en el último número de la revista científica “Proceedings of the National Academy of Sciences” (PNAS).

El descubrimiento detallado en el estudio puede transformar la comprensión de los procesos geológicos en el manto terrestre.

Según declaró el científico costarricense Esteban Gazel, uno de los autores del estudio, a la revista de la Universidad de Cornell (EE.UU.), donde es profesor asociado, el manto terrestre “es como un océano con diversas corrientes” que se generan a grandes profundidades en los límites entre el núcleo de la Tierra y el manto.

Estas corrientes son las que forman volcanes e islas oceánicas como Hawái o las Galápagos. Pero el estudio de este grupo de científicos también demuestra que “una vez que este material alcanzar el manto superior, se puede dispersar y afectar un área mucho mayor de lo que inicialmente se pensaba”.

Los científicos han probado este desplazamiento lateral al conectar señales geoquímicas de plumas del manto (chorros de material que procede del manto) de las Islas Galápagos con materiales del manto hallados bajo la corteza de Panamá y Costa Rica.

Gazel señaló que cuando tenía 19 años empezó a recoger datos de rocas volcánicas en la región centroamericana que no se ajustaban a las características geológicas del arco volcánico de Centroamérica, la cadena de volcanes que recorre el istmo centroamericano desde Panamá hasta el sur de México.

Estos volcanes son alimentados por la subducción de la Placa de Cocos, una placa tectónica frente a la costa del Pacífico de Centroamérica, y la Placa del Caribe.

Y aunque existían hipótesis del desplazamiento lateral del material desde las Islas Galápagos, hasta este momento no se habían presentado pruebas para verificarlo.

La evidencia son los elevados niveles de isótopos de helio descubiertos en aguas termales en Panamá. Los científicos señalaron que la única fuente conocida de elevados niveles de isótopos de helio son las plumas ascendentes del manto.

Los científicos dijeron que las plumas se desplazan desde las Islas Galápagos hacia Panamá y Costa Rica aprovechando un espacio que existe en la zona de subducción entre la Placa Nazca y la Placa del Caribe y que se formó hace 8 millones de años.

Ha sido este espacio lo que ha permitido que parte de la pluma del manto de las Galápagos se desplace a una distancia de 1.600 kilómetros hacia el noreste y bajo Centroamérica. EFE

error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: