Inicio > Noticias > Ecologia > Científicos observan altas concentraciones de plástico en la lluvia

Científicos observan altas concentraciones de plástico en la lluvia

  • El fenómeno de plástico en la lluvia se conoce como “lluvia plástica”

De acuerdo con científicos de la revista Science, se ha descubierto la presencia de altas concentraciones de plástico en aguas pluviales, con cantidades peligrosas en zonas rurales, reservas, sembradíos, granjas y regiones alejadas de las grandes ciudades. Esto representa un riesgo para el medio ambiente, industria de alimentos, reservas ecológicas, así como un desafío en materia de salud pública para los gobiernos e instituciones.

Los científicos encargados del estudio, encabezado por Janice Brahney y Margaret Hallerud, recolectaron y estudiaron muestras de agua pluvial durante 14 meses, en 11 regiones naturales protegidas al oeste de Estados Unidos. Los resultados indicaron que hay aproximadamente mil toneladas métricas de plástico distribuidas al año por la lluvia, solo en esta región; y concluyeron, al ajustar las cifras con datos de otras regiones, que este descubrimiento apunta al incremento de desechos plásticos en todo el mundo, con una cifra preliminar de 460 millones de toneladas en 2030.

El fenómeno de plástico en la lluvia se conoce como “lluvia plástica”, y consiste en la aparición de microplástios, fragmentos de polímeros con un diámetro inferior a 5 milímetros, durante la formación de aguas pluviales en el cielo; estos pequeños polímeros quedan atrapado dentro de las partículas de agua.

La observación de microplásticos tiene múltiples dificultades, principalmente por la distribución de los desperdicios plásticos dentro de las políticas de residuos sólidos de los países, el ciclo pluvial respecto a los mayores cuerpos de agua donde puedan encontrarse estos desperdicios, y las fuentes de donde provienen los desechos, que incluyen productos tan amplios como botellas de agua, embalaje, e instrumental médico.

Según especialistas de la revista Wired, los microplásticos podrían convertirse en una peor amenaza que la lluvia ácida y otros problemas derivados de la contaminación de aguas pluviales. Esto debido a que, al encontrar un vehículo tan abundante y difícil de controlar como la lluvia, los contaminantes plásticos pueden llegar a regiones remotas, apartadas de las grandes ciudades y zonas industriales.

Ya que los microplásticos viajan a través de la lluvia, cualquier región del mundo con las condiciones atmosféricas para precipitación está en riesgo de ser contaminada por lluvia plástica. La facilidad de incorporación en el ciclo del agua hace que los microplásticos puedan recolectarse y combinarse con los plásticos de las corrientes marinas, ríos y lagos. Diversos factores atmosféricos pueden combinarse para llevar a estos residuos y suspenderlos en la atmósfera, como en el Ártico y los Pirineos, donde las corrientes de aire y huracanes han llevado altas concentraciones de microplásticos.

Wired advierte que las consecuencias derivadas de las altas concentraciones de microplásticos en la lluvia se observan actualmente en diversos ámbitos, desde la destrucción de los arrecifes marinos, hasta la intoxicación por alimentos contaminados. Asimismo, las instituciones deben prepararse para responder ante este problema, ya que las cantidades de plástico durante la producción de insumos por la pandemia de Covid-19 aún no ha sido calculadadas, y algunos activistas ambientales, como Gary Stokes, reportan grandes cantidades de estos desechos a través de sus proyectos de recolección.

%d bloggers like this: