Cientos de opositores reclaman en Zimbabue reformas antes de las elecciones

Democracy Now!

Harare, 5 jun (EFE).- Cientos de simpatizantes de la oposición en Zimbabue marcharon hoy en la capital, Harare, para pedir reformas electorales antes de que se celebren las elecciones generales el próximo 30 de julio.

La manifestación, liderada por el líder del opositor Movimiento por un Cambio Democrático (MDC), Nelson Chamisa, congregó a una muchedumbre vestida de rojo y con gorros con el lema “Más… trabajos”, que se dirigió hasta la sede de la Comisión Electoral de Zimbabue (ZEC).

Con pancartas en las que se leían consignas como “Respeto a la Constitución” o “No reformas, no elecciones”, los opositores marcharon sin incidentes y sin la intervención de la policía antidisturbios, que solía reprimir toda protesta con gas lacrimógeno y porrazos durante la época de Robert Mugabe en el poder.

El líder y otros miembros de la alianza de partidos de la oposición presentaron a la Comisión una lista de reformas para acometerse antes de las elecciones presidenciales, parlamentarias y municipales del 30 de julio, las primeras sin el expresidente Mugabe como candidato a la jefatura del Estado.

Entre ellas, exigen que los zimbabuenses que residen en el exterior -sobre todo en Sudáfrica y Reino Unido- puedan votar, algo que la semana pasada la Corte Constitucional decidió negarles.

También piden que se les informe de qué empresa se encargará de suministrar las papeletas y el material electoral, así como una nueva auditoría del censo electoral, donde están registrados actualmente 5,5 millones de votantes.

Otra petición es la renuncia de los miembros de la ZEC que integraron las Fuerzas Armadas, puesto que el 40 por ciento del personal de este organismo son exmilitares, según su presidenta, Priscilla Chigumba.

Las Fuerzas Armadas ayudaron al actual presidente y candidato oficialista, Emmerson Mnangagwa, a hacerse con el poder tras el golpe militar que obligó a dimitir a Mugabe el pasado noviembre, tras dirigir el país durante 37 años.

El Gobierno de Mnangagwa ha prometido unas elecciones libres e imparciales, frente a las acusaciones de violencia, corrupción e intimidación que empañaron los comicios celebrados con Mugabe en el poder.

Los comicios de Zimbabue serán supervisados, entre otros, por observadores europeos, algo inédito desde 2002, cuando el Ejecutivo de Mugabe expulsó al jefe de la misión electoral de la Unión Europea (UE).

Estos comicios son los primeros, desde la independencia de Zimbabue del Reino Unido en 1980, en los que no se postula como candidato Mugabe, de 94 años, quien vive recluido en su mansión de Harare desde el golpe militar que le desalojó del poder.

Según medios locales, Mugabe ha brindado su apoyo a un nuevo partido político, el Frente Patriótico Nacional, que incluye a algunos de sus antiguos aliados en la gubernamental Unión Nacional Africana de Zimbabue-Frente Patriótico (ZANU-PF). EFE