Cierran dos escuelas en la costa este de P.Rico por el paso de tormenta Isaac

San Juan, 14 sep (EFE).- El Negociado para el Manejo de Emergencias y Administración de Desastres (NMEAD) de Puerto Rico y el Departamento de Educación anunciaron hoy el cierre preventivo de dos escuelas en Naguabo, municipio de la costa este, debido al mal tiempo provocado por el paso de la tormenta tropical Isaac.

“Para garantizar la seguridad de los estudiantes ante la crecida del río Blanco determinamos que era necesario cerrar las escuelas Quebrada Grande y Lugarda Rivera. La zonas sur y este de la isla son las que podrían verse más afectadas y estamos dando prioridad a los sectores vulnerables”, señaló el comisionado del NMEAD, Carlos Acevedo, en un comunicado.

La secretaria de Educación, Julia Keleher, indicó por su parte que “la seguridad de nuestros estudiantes y maestros en una prioridad. Estamos atentos conjuntamente con las agencias de seguridad para atender cualquier situación que pueda representar un riesgo para ellos. Nuestro personal está capacitado y con sus planes de emergencias al día”.

Los funcionarios exhortaron a la ciudadanía a mantenerse vigilantes e informados siguiendo las fuentes oficiales.

Según el último parte del Centro Nacional de Huracanes (NHC) de EE.UU., Isaac, que llegó a ser un huracán de categoría 1 antes de degradarse, bajó hoy a depresión a su paso por el este del Caribe y se prevé que degenere en una onda tropical en cualquier momento.

El sistema se encuentra a 190 millas al sur-suroeste de St. Croix, en las Islas Vírgenes de EE.UU., y a 380 millas al sureste de Santo Domingo (República Dominicana).

El Servicio Nacional de Meteorología (SNM) en San Juan alertó por su parte de que una zona de lluvias, fuertes tronadas y vientos se moverán en la mañana de hoy desde el este de Puerto Rico, afectando a 25 municipios, debido al paso de la tormenta tropical Isaac por el sur de la isla.

La agencia emitió un alerta de marejada alta hasta mañana en la tarde para el área norte de San Juan y la parte norte-central de Puerto Rico ante la posibilidad de que hayan olas de 8 pies (2,4 metros) mar adentro. EFE