Cierran ladrillera en el ejido Benito Juárez

Se dio el cierre de una ladrillera en el ejido Benito Juárez por parte de la Dirección de Medio Ambiente, esto con la finalidad de que se haga el cambio de giro por parte de las personas que se dedican a este oficio y así cooperen para la mejora del medio ambiente en Durango.

Esta es la  tercera ladrillera que se cierra en lo que va del año, se dialogó con los dueños, además de haber sostenido pláticas previas se les ofreció un apoyo para que emprendan un nuevo negocio y así cambiar de giro.

Personal de Medio Ambiente indicó que no solo es quitarlos y dejar a la deriva a la ciudadanía, si no que esas familias que se sostienen de este negocio tengan la oportunidad de hacer otro, el cual les permita seguir viviendo de manera digna.

Los montos van desde los 25 mil a los 28 mil pesos, cabe mencionar que son pocas las familias que se dedican a la manufactura de ladrillo las que han aceptado de manera positiva este programa, la cual los mismos dueños de los obradores consideran como una decisión “difícil” pues los negocios llevan años y pasan de generación en generación.

Otros dicen respetar a aquellas personas que sí aceptaron el apoyo, pero afirman que con la cantidad que el gobierno les está ofreciendo no se puede realizar gran cosa, además de que no se les garantiza que se tenga éxito al cambiar de giro, por eso el número tan bajo que se tiene de aceptación, sin contar a los que se encuentran en la mancha urbana, quienes también han rechazado el mencionado recurso.

“Es muy poco el dinero que ofrecen, de este negocio hemos vivido por muchos años, lo comenzó mi padre y me lo dejo a mí, así se ha estado trabajando, si yo acepto el dinero ese que dan, qué voy a poner o qué voy a trabajar, qué tal que no funciona y nos quedamos sin la ladrillera y sin el dinero”, dijo Manuel, de oficio ladrillero y vecino del ejido Benito Juárez.