Cierre de la tercera aerolínea taiwanesa desencadena protestas y problemas

Taipei, 23 nov (EFE).- El repentino anuncio de disolución de la aerolínea taiwanesa TransAsia ha desencadenado fuertes protestas de sus 1.795 empleados, miles de pasajeros atrapados fuera de la isla y serias preocupaciones en las agencias de viajes.


La empresa inició hoy su primera negociación con representantes sindicales, después de una noche de protestas, y ha prometido “cumplir con todas sus responsabilidades”.

Tras el anuncio de la disolución de TransAsia, sus empleados formaron una nueva representación sindical y protestaron ante la sede de la empresa, en petición de mejores condiciones que las especificadas en la Ley del Trabajo para el despido, según el portavoz sindical, Pang Min-yi.

La aerolínea presentó un plan de despido masivo, confirmó el Departamento de Trabajo de Taipei y, según sus propios datos, su disolución afectará a unos 100.000 pasajeros, que deberán ser compensados.

Tras el anuncio, el martes, del cierre de la aerolínea debido a dificultades financieras, su presidente, Vincent Lin, explicó que en los diez primeros meses de 2016 la empresa había perdido 2.700 millones de dólares taiwaneses (84,38 millones de dólares).

“Debido a que la perspectiva para el futuro no es optimista, tuvimos que tomar la dolorosa decisión de disolver la compañía”, anunció Lin en rueda de prensa.

Lin aseguró que TransAsia tiene fondos suficientes para hacer frente a los pagos a pasajeros, personal y proveedores, con un capital desembolsado de más de 7.000 millones de dólares taiwaneses (218,75 millones de dólares) y activos por valor de casi 5.000 millones de dólares (156,25 millones de dólares), lo que excede sus pasivos.

“Esperamos asumir nuestra última responsabilidad antes de abandonar el sector aeronáutico de Taiwán”, dijo Lin.

La empresa dispone de un fondo mutuo de 1.200 millones de dólares taiwaneses (37,50 millones de dólares) y espera dedicar 600 millones para indemnizar a los empleados por el despido y compensar a los pasajeros, dijo el consejero delegado de la empresa Liu Tung-ming.

Los accidentes de 2014 y 2015 (con 91 muertos en total), la fuerte competencia en el sector y la caída del turismo chino hacia Taiwán, son algunos de los factores que han contribuido a la acumulación de pérdidas en la empresa.

TransAsia creó una subsidiaria de bajo costo, V-Air, en diciembre de 2014, pero debido a sus fuertes pérdidas la cerró el primero de octubre pasado. EFE