Civiles temen un ataque tras retirada de armamento de zona pactada en Idlib

Sputnik Mundo

Beirut, 10 oct (EFE).- La población civil de la provincia septentrional de Idlib teme una posible ofensiva por parte de las fuerzas gubernamentales sirias ahora que las facciones opositoras han retirado se armamento pesado de la zona desmilitarizada pactada por Rusia y Turquía en esta región, aseguró a Efe una activista.

La joven Huda al Deiri, que llegó a Idlib después de haber tenido que abandonar la provincia sureña de Deraa tras la última campaña militar del Ejército sirio, explicó por teléfono desde el norte de Siria que la población civil tiene “mucho miedo” porque ahora las tropas “podrían irrumpir en la zona” desmilitarizada.

La activista aseguró que el miedo se debe a la retirada del armamento pesado por parte de los grupos opositores, tal y como acordaron Moscú y Ankara a mediados de septiembre, para lo que se cumplía hoy el plazo máximo establecido.

Al Deiri es una de los muchos desplazados que han sido reubicados en Idlib en los pasados meses en el marco de acuerdos de evacuación entre los rebeldes y el Gobierno sirio, en virtud de los cuales los combatientes y civiles opositores fueron enviados a esta región del noroeste del país, la última que escapa al control de Damasco.

Idlib, fronteriza con Turquía, acoge actualmente a unos 3 millones de personas, entre ellas un gran número de desplazados de otras provincias de Siria, y buena parte de su territorio está controlado por facciones armadas rebeldes y yihadistas.

El acuerdo ruso-turco del 17 de septiembre evitó lo que parecía una inminente e inevitable ofensiva gubernamental sobre Idlib para recuperar el control de la misma, lo cual disparó las alarmas de Turquía y de la comunidad internacional.

Esos temores fueron contenidos por el acuerdo alcanzado por el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, y su homólogo ruso, Vladímir Putin, en la ciudad rusa de Sochi para la creación de una zona desmilitarizada de entre 15 y 20 kilómetros de ancho que separe las fuerzas de Damasco de sus oponentes en Idlib y las provincias vecinas.

Los dos mandatarios establecieron el día 10 de octubre como fecha para la retirada del armamento pesado, tanques y sistemas de artillería por parte de los grupos rebeldes, mientras que la zona desmilitarizada deberá quedar establecida definitivamente el 15 de octubre. EFE