Clínicas del ISSSTE para dejar de fumar, alternativa para abandonar este hábito

Rosa María Barrera Tovar, Jefa de Atención Médica Delegacional del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE), comentó que casi 10 millones de mexicanos han hecho un intento por dejar de fumar, lo que representa el 56.1 por ciento de los fumadores, de acuerdo a la Encuesta Nacional de Consumo de Drogas, Alcohol y Tabaco 2016-2017.

Indicó que como parte de los esfuerzos preventivos respecto a este hábito, que en las Clínicas para Dejar de Fumar del ISSSTE, en el país, en 2017, iniciaron tratamiento 4 mil 025 derechohabientes, de estos el 46.69 por ciento fue población femenina y el 53.31 masculina; del total atendido en este periodo, 2 mil 462 personas concluyeron el tratamiento y dejaron el cigarro.

La funcionaria del Instituto explicó que el tabaquismo es una adicción muy severa y aunque el cáncer pulmonar es el que tiene el peor pronóstico entre las patologías asociadas a él, la Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (EPOC), a pesar de que es la menos agresiva, de lenta progresión, crónica y no infecto contagiosa, puede repercutir de forma importante en la calidad de vida del paciente.

De acuerdo a cifras de oficinas centrales, en 2016, la EPOC se ubicó en el número nueve dentro de las 10 primeras causas de mortalidad hospitalaria en el ISSSTE a nivel nacional, solo un peldaño antes que los accidente, lo que señala la importancia de atender este padecimiento.

En este contexto, las Clínicas para Dejar de Fumar son servicios dentro de una Unidad Médica del primer y segundo nivel de atención que tienen el objetivo de “brindar atención a derechohabientes que tengan problemas relacionados con el tabaquismo, mediante un equipo multidisciplinario, ético, eficaz y eficiente, especializado en prevención, manejo y control de pacientes con dependencia al tabaco”, indicó Barrera Tovar.