Clinton defiende el legado de Obama y cuestiona la lealtad de Sanders

102694294-472283274.530x298Washington, 17 ene (EFE).- La precandidata demócrata a la Presidencia de EEUU Hillary Clinton se presentó hoy más que nunca como la continuadora del legado del presidente del Gobierno, Barack Obama, y cuestionó la lealtad de su principal rival, Bernie Sanders.


“Sanders criticó a Obama por tomar donaciones de Wall Street y el presidente Obama sacó al país de la gran recesión. El senador Sanders lo llamó débil, decepcionante. Incluso, en 2011, buscó públicamente a alguien que compitiera en primarias contra Obama”, afirmó Clinton en un debate televisado por la NBC.

En el debate, el último antes de las primarias, se evidenció que la propuesta de Clinton es “seguir construyendo sobre el legado” de Obama, mientras que Sanders quiere encabezar una “revolución política”.

La ex secretaria de Estado defendió con ahínco la gestión económica del presidente demócrata y también su reforma sanitaria, que consideró “uno de los mayores logros de Obama, del partido y del país”.

En este sentido, acusó a Sanders de querer romper la Ley de Cuidado Asequible de la Salud (ACA, siglas en inglés)”, conocida popularmente como “Obamacare”, con su propuesta de sistema sanitario universal, presentada poco antes del debate.

“No voy a romper la ACA. Ayudé a redactarla. La voy a mejorar”, se defendió el senador.

Sanders, veterano legislador por Vermont, elaboró una amplia argumentación para probar su lealtad a Obama.

“Vamos a decir cómo fue de verdad. En 2006, cuando competí por el Senado, el senador Barack Obama hizo campaña por mí. En 2008, hice lo mejor que pude para que saliera elegido y en 2012 trabajé tan duro como pude para verlo reelegido”, afirmó Sanders.

“Él y yo somos amigos. Hemos trabajado juntos en muchos asuntos. Tenemos algunas diferencias de opinión”, añadió.

Clinton respondió: “tu profusión de comentarios sobre tus sentimientos hacia el presidente Obama son un poco extraños teniendo en cuenta lo que dijiste de él en 2011”.

La encendida defensa de Obama que hoy blandió Clinton contrasta con la crispación que ambos vivieron en 2008 en la misma ciudad, en las primarias de Carolina del Sur en las que ambos competían por la nominación de su partido.

El debate de hoy evidenció la creciente tensión entre las campañas de Clinton y Sanders a medida que se acercan las primarias y con la distancia entre los dos acortándose en Iowa Y Nuevo Hampshire, después de meses en los que la ex primera dama fue considerada la candidata inevitable. (1)EFE