Cochabamba afina los últimos detalles para el inicio de los Suramericanos

Contacto Hoy

Cochabamba (Bolivia), 25 may (EFE).- La ciudad boliviana de Cochabamba afinaba hoy los últimos detalles para el inicio de los Juegos Suramericanos 2018, con trabajos incesantes en algunos escenarios deportivos y un ambiente festivo en los alrededores del estadio Félix Capriles, que acogerá la ceremonia inaugural.

El estadio cochabambino, reabierto esta semana tras ser remozado para los juegos, será el escenario del evento que dará inicio a la undécima edición de la competición, que vuelve a Bolivia después de cuarenta años.

Miles de jóvenes bolivianos asistieron esta tarde a ese escenario para finalizar los ensayos del acto inaugural a puertas cerradas, en el que se prevé que presentarán danzas nativas y un atractivo juego de mosaicos en las tribunas, entre otros espectáculos.

Rubén Moya, un universitario que llegó a Cochabamba desde el departamento andino de Potosí, dijo a Efe que se siente orgulloso de ser parte de una demostración de baile de su región dentro de un acto que mostrará “la cultura de Bolivia”.

Según fuentes de la organización, las entradas para la ceremonia inaugural se agotaron a media semana y se prevé que más de 30.000 personas, entre autoridades, delegaciones, danzarines y artistas, formen parte del acto central.

La expectativa por el inicio de los juegos se siente también en las calles aledañas al estadio, donde es incesante el transitar de gente de la organización, obreros y algunos atletas.

Celia, una mujer indígena que vende artículos deportivos en las puertas del estadio Capriles desde hace casi 20 años, dijo a Efe: “Todos estamos animados en la ciudad por el inicio de los juegos”.

Para la ocasión, la mujer ha puesto a la venta una diversidad de artículos alusivos a los juegos, incluidas camisetas, bufandas y gorros, todos con el logotipo y las mascotas de la competencia.

Cochabamba, que es la sede principal de los juegos, cuenta con casi una veintena de escenarios que acogerán el certamen.

En varios de ellos se organizaron sesiones de entrenamiento que incluso tuvieron pequeños duelos informales entre competidores de distintas delegaciones.

El ajetreo de los obreros que dan los últimos toques a los campos deportivos es constante, pues aún se ve a algunos soldando rejas, trasladando carretillas de tierra o pintando canchas, en una carrera contra el tiempo.

Durante catorce días competirán en 35 disciplinas 4.031 atletas de Argentina, Aruba, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Ecuador, Guyana, Panamá, Paraguay, Perú, Surinam, Uruguay y Venezuela, según datos del Comité Organizador de los Juegos Suramericanos (Codesur). EFE