Colombia dice que esta realizando mayores incautaciones de cocaína en 30 años

Foto: eluniversal.com.co

Viena, 14 mar (EFE).- El vicepresidente de Colombia, Óscar Naranjo, afirmó hoy que su país está haciendo ahora las mayores incautaciones de cocaína de los últimos 30 años, al intervenir alrededor de la mitad de la producción nacional de ese estupefaciente.

Al ser preguntado en una entrevista con Efe sobre el aumento de los cultivos de hoja de coca, que llegaron en 2016 hasta las 146.000 hectáreas, desde las 96.000 del año anterior, Naranjo subrayó la eficaz respuesta de las fuerzas de seguridad.

“Colombia responde a la preocupación que tiene el mundo elevando su capacidad de interdicción de clorhidrato de cocaína, y eso lo que significa es que, aunque tengamos más hectáreas que hace unos años, ahora tenemos la tasa más alta de incautación de drogas de los últimos 30 años”, afirmó el vicepresidente.

“Estamos incautando poco más del 50 % del total que se produce en Colombia. Y lo que significa es que Colombia no está liberando en el mercado el potencial de drogas que representaría la totalidad de sus cultivos”, subrayó Naranjo, un general retirado elegido como “mejor policía del mundo” en 2010.

El vicepresidente resaltó que su país avanza a un ritmo “sin precedentes” a la hora de desmantelar el crimen organizado y que cada año se extradita a unas 200 personas.

“No hay ningún país en el mundo que capture tantos capos de la droga con fines de extradición”, afirmó.

También recordó que ningún otro país ha acumulado tantos bienes expropiados al crimen organizado como Colombia.

Naranjo afirmó además que su país avanza “con paso firme” a la hora de cumplir las metas que se había puesto el año pasado para eliminar 100.000 hectáreas de hoja de coca, 50.000 mediante erradicación y otras 50.000 mediante la sustitución de cultivos ilegales con alternativas como el café o el cacao.

El vicepresidente explicó que desde enero de 2017 se han erradicado de forma forzosa 58.000 hectáreas de arbusto de coca, y confió en que se logren los resultados previstos mediante la sustitución voluntaria de cultivos.

“Estimamos que, a mayo de este año, se habrá llegado al número de familias que deben comprometer las 50.000 hectáreas. Lo cuál no significa que las 50.000 hectáreas de sustitución van a tener ya los arbustos arrancados, será un proceso gradual”, matizó Naranjo.

“Lo más importante es tener la certeza de que tenemos la financiación para llegar a esas familias. Tenemos el monitoreo de Naciones Unidas para certificar que el proceso avanza con transparencia y el acompañamiento del Gobierno y la institucionalidad para proteger a esas familias de quienes quieren persistir en el cultivo ilícito”, concluyó.

Naranjo se encuentra en Viena para participar en la Comisión de Estupefacientes de la ONU, el órgano multilateral que debate sobre la política internacional de lucha contra las drogas.

El vicepresidente colombiano propuso en ese foro que la evaluación del esfuerzo de los Estados en políticas de drogas tenga más variables políticas, sociales y presupuestarias y no se limite sólo al dato matemáticos de cuánta droga se produce o se consume. EFE