Comisión de la Verdad oficialista defiende Ley de Amnistía en Nicaragua

Managua, 12 jun (EFE).- La oficialista Comisión de la Verdad, Justicia y Paz de Nicaragua defendió este miércoles la polémica Ley de Amnistía, propuesta y aprobada por los legisladores sandinistas y que según la oposición dejará impune la represión gubernamental.

“Mucho se está criticando esta Ley, con mucha enjundia se ha sostenido que al final solo sirve como escudo de impunidad a las fuerzas de la Policía Nacional y sus fuerzas auxiliares, incluso en un lenguaje de suave prosa se dice que la única culpabilidad fue protestar cívicamente”, señaló esa Comisión en un pronunciamiento, leído por el pleno de sus miembros.

“Esto parte de una falsa premisa, sí hubo manifestaciones pacíficas, multitudinarias y no violentas, las que transcurrieron en relativa calma, y baja incidentalidad, lo que no borra el camino violento, confrontativo y belicoso que se desarrolló alrededor de los llamados tranques” o bloqueos de vías, señaló.

Según esa comisión, las manifestaciones antigubernamentales que comenzaron en abril de 2018 han dejado un saldo de 253 muertos y 2.018 lesionados, “numerosos de ellos con armas de fuego, así lo testimonia de forma elocuente, en ambos bandos”, y 927 detenidos.

Por tanto, sostuvo, la Ley de Amnistía “cubre a todos con el objeto de seguir adelante, de buscar y refundar una sociedad enfrentada entre sí, y continuar por el camino de encontrar y renovar una legalidad y legitimidad, que dirija al país a partir de las próximas elecciones”.

Esa comisión instó a los nicaragüenses a dirimir sus diferencias “en unas elecciones libres, transparentes, supervisadas y con un orden electoral reformado”.

Asimismo, celebró la liberación “de los ciudadanos que se encontraban privados de libertad por quienes alteraron la estabilidad económica, política, jurídica y sicológica de la familia nicaragüense”, con base en la Ley de Amnistía.

Esa comisión ha sido criticada por diversos sectores que dudan de su trabajo y su independencia, ya que fue creada exclusivamente por diputados afines al presidente Daniel Ortega y a su esposa, la vicepresidenta Rosario Murillo.

El Parlamento de Nicaragua, controlado por el oficialismo, aprobó eL sábado pasado con carácter urgente esa Ley que concede “amplia amnistía a todas las personas que han participado en los sucesos acaecidos en todo el territorio nacional a partir del 18 de abril de 2018 hasta la fecha”.

La iniciativa ha sido rechazada por la oposición nicaragüense bajo el argumento que no ofrece justicia a las víctimas y porque está basada en la tesis oficial en que las manifestaciones antigubernamentales se trató de un intento de golpe de Estado contra el mandatario.

Según la oposición, con esa amnistía el Ejecutivo lo que pretende es liberar de acusaciones legales “a su gente”, entre los que mencionan a la Policía Nacional y a los civiles armados que con las fuerzas de las armas levantaron los bloqueos en las vías que había instalado la oposición entre mayo y julio del año pasado para presionar al Gobierno.

Según el informe del Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI), adscrito a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), el mayor responsable de la violencia que ha dejado cientos de muertos es el Gobierno de Ortega.

Desde abril de 2018 Nicaragua vive una crisis sociopolítica que ha dejado al menos 325 muertos, según la CIDH, aunque organismos locales elevan la cifra a 594, mientras el Gobierno reconoce 199. EFE