Inicio > Noticias > Internacional > Comisión de Verdad cifra en 261 presos por marchar contra Ortega en Nicaragua

Comisión de Verdad cifra en 261 presos por marchar contra Ortega en Nicaragua

Managua, 26 mar (EFE).- La Comisión de la Verdad, Justicia y Paz de Nicaragua informó este martes que contabilizan 261 personas detenidas por protestar contra el Gobierno que preside Daniel Ortega en el marco de la crisis que estalló hace casi un año y que ha dejado cientos de muertos.

“Según nuestras investigaciones preliminares determinamos únicamente 261 detenidos”, de acuerdo a un informe de esa Comisión creada por el oficialismo.

El miércoles, los representantes del Gobierno y de la opositora Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia acordaron en la mesa de negociación, con la que buscan superar la crisis, la liberación de los manifestantes antigubernamentales en un plazo no mayor de 90 días.

La mesa de negociación acordó conciliar las distintas listas antes de proceder a su liberación definitiva.

La lista de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) registra 647 detenidos, a los que identifica como “presos políticos”, según la Alianza Cívica, que por su lado maneja un total de 809, incluyendo 162 que han sido excarcelados desde el 27 de febrero y se encuentran bajo libertad condicional.

Por su lado, el Comité Pro Liberación de Presos Políticos registra un total de 802 encarcelados.

Hasta ahora, el presidente Ortega reconoce 340 reos y los tilda de “terroristas”, “golpistas” y “delincuentes comunes”.

La Comisión de la Verdad detalló que de la lista de la CIDH y de la Alianza Cívica hay 146 que han sido excarcelados y se encuentran en libertad condicional.

También enumeró a otros 152 que han sido puestos en libertad, 61 que no están vinculados al conflicto, 54 de los que no hay información personal completa, 112 que no se encuentran en ningún establecimiento penitenciario y siete nombres que se encuentran duplicados.

Esa Comisión ha sido criticada por diversos sectores que dudan de su trabajo y su independencia, ya que fue creada exclusivamente por diputados afines al presidente Ortega y a su esposa, la vicepresidenta Rosario Murillo.

Desde el pasado 18 de abril Nicaragua vive una crisis sociopolítica que ha dejado entre 325 y 561 muertos, de 261 a 809 detenidos, cientos de desaparecidos, miles de heridos y decenas de miles en el exilio, según organismos humanitarios.

La Oficina del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos (Acnudh) y la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) han responsabilizado al Gobierno de “más de 300 muertos”, así como de ejecuciones extrajudiciales, torturas y otros abusos contra los manifestantes y opositores.

Mientras el Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI), tutelados por la CIDH, asegura que existen pruebas para argumentar que el Gobierno de Ortega ha incurrido en delitos de lesa humanidad en el marco de la crisis.

Ortega, quien lleva doce años en el poder de manera continua, no acepta responsabilidad en la crisis ni tampoco los señalamientos generalizados sobre graves abusos de las autoridades contra los manifestantes antigubernamentales, y denuncia ser víctima de intento de “golpe de Estado” que, asegura, ya ha sido aplacado. EFE