Inicio > Noticias > Internacional > Comisión Internacional de Juristas pide no aprobar amnistía en Guatemala

Comisión Internacional de Juristas pide no aprobar amnistía en Guatemala

Guatemala, 26 feb (EFE).- La Comisión Internacional de Juristas (CIJ) entregó al Congreso de Guatemala un escrito en el que expresa su “más profunda preocupación” por las reformas a la Ley de Reconciliación Nacional, que busca establecer una amnistía para los culpables de los crímenes de guerra, y aseguró que esto sería un retroceso en materia de justicia transicional.

“Dichas reformas, además de contravenir el derecho interno, podrían llegar a afectar seriamente las obligaciones internacionales del Estado de Guatemala de no permitir la impunidad, juzgar y castigar a los responsables de graves violaciones a los derechos humanos y garantizar los derechos a la justicia, verdad y reparación de las víctimas de estos crímenes”, aseguró la organización.

En el escrito, firmado y entregado a Efe este martes por el director de la Comisión, Ramón Cadena, la entidad recordó la obligación de “investigar las graves violaciones a los derechos humanos y los crímenes internacionales y de juzgar y castigar a los autores de éstos”, una actuación que debe dejar de verse como “venganza” y considerarse “una obligación irrenunciables”.

“En un momento en el que el sistema judicial está luchando contra la impunidad de las graves violaciones a los derechos humanos y crímenes internacionales cometidos en el pasado y garantizando el derecho de las víctimas a la justicia, las reformas (…) vendrían a agregar un nuevo obstáculo al derecho de acceso a la justicia de las víctimas”, proclamó la Comisión.

En este mismo sentido, Cadena, quien expresó su deseo de que estas recomendaciones sean tomadas en cuenta por el Congreso para reflexionar y “no aprobar” estas reformas, pidió al Estado no poner “más obstáculos” y demostrar que tiene “un compromiso incuestionable con la lucha contra la impunidad”.

La iniciativa 5377 de enmienda a la Ley de Reconciliación Nacional, que ya fue aprobada en primera lectura, podría aplicarse con carácter retroactivo, lo que permitiría que decenas de personas condenadas y encarceladas por graves violaciones de derechos humanos -entre ellas desapariciones forzadas, ejecuciones sumarias, violencia sexual y tortura- fueran puestas en libertad en 24 horas.

La Corte Interamericana de Derechos Humanos (CorteIDH) y otros organismos internacionales de derechos humanos han reiterado que las amnistías por crímenes de derecho internacional o violaciones graves de los derechos humanos son incompatibles con las obligaciones de los Estados de investigar, procesar y sancionar a los responsables de estos crímenes.

La Ley de Reconciliación Nacional de Guatemala entró en vigor tras la firma de los Acuerdos de Paz de 1996, que ponían fin a un conflicto iniciado en 1960.

El conflicto dejó unas 250.000 víctimas entre muertos y desaparecidos, además de más de un millón de desplazados internos, con el 93 por ciento de los crímenes atribuidos al Ejército y grupos paramilitares, el 3 por ciento a la guerrilla y el restante indefinido. EFE