Inicio > Noticias > Internacional > Comité de DD.HH. pide el regreso de los mecanismos de la CIDH a Nicaragua

Comité de DD.HH. pide el regreso de los mecanismos de la CIDH a Nicaragua

La Paz, 14 feb (EFE).- El Comité Permanente de los Derechos Humanos de Nicaragua pidió este jueves a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) que solicite al Estado nicaragüense el regreso de sus mecanismos de observación y mantenga el seguimiento al crisis que atraviesa el país.

La solicitud se efectuó en el marco del 171 periodo de sesiones con audiencias públicas que la CIDH desarrolla en Sucre, capital de Bolivia, del 13 al 15 de febrero, en las que participó una representante de la sociedad civil nicaragüense pero no del Gobierno del presidente Daniel Ortega.

Durante su intervención, la presidenta de la comité, Vilma Navarrete, aseguró que “el asedio y persecución” continúan en Nicaragua por parte del Gobierno y que se orientan a restringir el derecho a la protesta, además de extenderse la persecución a defensores de los derechos humanos.

Por esa razón, solicitó la ampliación de las funciones del Grupo Interdisciplinario de Expertos independientes (GIEI), que cesó labores en mayo de 2018, y del Mecanismo Especial de Seguimiento para Nicaragua (MESENI), que fue expulsado por el Gobierno del presidente de Nicaragua.

La activista expuso por un espacio de veinte minutos los detalles de la situación de los derechos humanos en su país y precisó que las violaciones suceden de “manera sistemática”, con hostigamiento a medios de comunicación.

Navarrete dijo que desde el 18 de abril del año pasado la comisión de derechos humanos ha recibido casos de 1.531 detenciones arbitrarias e ilegales, que continúan de “manera sostenida hasta el día de hoy”.

La impulsora mencionó que las “graves violaciones” a los derechos humanos pasaron por “desacreditar la protesta”, “perseguir y torturar” a dirigentes de manifestaciones, al punto de generar un “estado de terror” en la población.

Golpes, choques eléctricos, técnicas de ahogamiento, introducción de objetos por el ano y el abuso sexual fueron señalados en la audiencia como recursos constantes contra críticos al Gobierno, según Navarrete.

Al respecto, la relatora especial de la CIDH para Nicaragua, Antonia Urrejola, aseguró que en Nicaragua “sí existen presos políticos”, que son detenidos sin cargos específicos y que reciben “sentencias absolutamente desproporcionadas”.

“Todos los días pasan cosas en Nicaragua, todos los días hay denuncias, todos los días hay detenciones arbitrarias, condenas con falta de debido proceso, situaciones con agresión y hostigamiento”, mencionó.

A su turno, la presidenta de la CIDH, Esmeralda Arosemena, manifestó su “reconocimiento” a los esfuerzos de la sociedad civil de Nicaragua durante la crisis que le ha tocado vivir en el último tiempo que el pueblo nicaragüense.

El Gobierno de Ortega remitió una nota que fue sintetizada por la relatora de la CIDH para Nicaragua, en la refirió que hubo un “intento del golpe de Estado” en el que, según su versión, hubo daños a los bienes públicos.

Al mismo tiempo, el Gobierno de Nicaragua descartó que existan presos políticos y argumentó que quienes han sido detenidos fueron procesados por haber cometido delitos.

Desde el pasado 18 de abril, Nicaragua vive una crisis sociopolítica que se originó por las protestas contra las reformas al seguro social impulsadas por el Gobierno de Daniel Ortega.

El conflicto ha dejado entre 325 y 561 muertos, de 340 a 767 detenidos, cientos de desaparecidos, miles de heridos y decenas de miles en el exilio, según organismos humanitarios. EFE