“Como agua para chocolate” inspiró mermeladas de chef tlaxcalteca

Foto: Conservas caseras

Foto: Conservas caseras

Tlaxcala, 26 Nov (Notimex).- La emprendedora y chef tlaxcalteca Luz María Cuatepotzo Padilla busca innovar el mercado gastronómico de México con mermeladas gourmet que pueden degustarse en platillos salados y dulces, a la vez que se saborean en talleres donde se leen novelas y poemas.

Inspiradas en el libro de Laura Esquivel, “Como agua para chocolate”, y en poemas de Jaime Sabines surge el proyecto Dulces Frangmentos ya se ha presentado en diversas muestras gastronómicas de Puebla y Tlaxcala.

Ávida lectora, “LuzMa”, quien ha logrado enfrentar con éxito una enfermedad crónica como es el lupus, busca innovar la forma en que se degustan los platillos, dando oportunidad a los sentidos de saborear alimentos y “alimentar el espíritu con buena lectura”.

Con la creación de una microempresa que el próximo 5 de diciembre cumple un año, y una marca llamada Dulces Fragmentos, la experta en cocina mexicana señaló que es importante esforzarse para alcanzar los sueños.

En entrevista con Notimex, la chef con experiencia en el mercado culinario desde 2004, comentó que la marca se está desarrollando a partir de este año y “tenemos ya dos fórmulas de mermelada”,

“Dulces Fragmentos es el espacio que surge entre la cocina y la literatura. Yo estudié gastronomía, mi pasión es la cocina y otra de las cosas que me identifican es la lectura, mi amor por ésta inicia desde muy pequeña”, manifestó.

Es por ello, que en este proyecto, “logro reunir estas dos grandes pasiones. Es tomar la inspiración de las historias literarias y ver a qué me saben esas historias, y darle un sabor gastronómico”.

Es así como lanzamos al mercado, dijo, los primeros dos sabores de mermeladas: pétalos de rosa y lavanda, que está inspirado en el libro “Como agua para chocolate”, de Laura Esquivel, recordando que en la historia, Pita, la protagonista, utiliza los pétalos en una receta con codornices.

Indicó que ya tienen a la venta pedidos a través de Facebook, de la mermelada elaborada con el sabor manzana, café y cedro, inspirada en las poesías de Jaime Sabines, “mi poeta preferido”.

En este caso ocupé estos ingredientes porque “la manzana es muy dócil, el café es un producto de Chiapas, tierra del gran escritor y con la madera quise darle la personalidad que fue para mí Sabines, un poeta con mucha inteligencia y sabiduría”, expresó.

Expuso que su lema es “Historias con sabor”, son mermeladas únicas, son sabores gourmet, “pues creo firmemente que a través de la cocina se puede transmitir muchísimo”, subrayó.

Detalló que la inspiración para la creación de la mermelada de cedro utilizó varios poemas del escritor chiapaneco, como “Espero curarme de ti, Los amorosos y No es nada de tu cuerpo”, rememoró la chef.

LuzMa Cuatepotzo, nombre con el que poco a poco ha logrado un lugar en la gastronomía regional, refirió que “todo en las mermeladas, como en el resto de la comida, tiene una coherencia y un porqué”.

Explicó que su pasión por la lectura y más tarde la gastronomía, surge, de manera inesperada, del tiempo de convalecencia entre las crisis que sufría por un tipo de lupus, enfermedad que le afecta desde pequeña.

Actualmente realiza talleres gastronómicos donde combina diversos platillos con sus mermeladas, además de que se ha presentado en muestras gastronómicas en las ciudades de México, Puebla, y aquí en Tlaxcala “donde organizamos talleres de degustación”.

Añadió que también elaboran bocadillos dulces y salados, “haciendo maridajes con cerveza artesanal, son reuniones con 20 a 25 comensales”.

La dinámica es que cuando la gente está probando los bocadillos “se leen fragmentos de la novela o los poemas, es un ambiente muy agradable, pues se realiza una especie de tertulia en la que la gente empieza a participar contando sus experiencias, es esta parte de transmitir, ya que la comida nos une”, enfatizó.

Respecto a la producción de las mermeladas detalló que “en estos días estarán saliendo las nuevas etiquetas ya con código de barras, tabla nutricional, el logotipo de Hecho en México, y cumpliendo con todas las normas sanitarias, para que puedan estar a la venta en el mercado”.

Indicó que por el momento es -de manera artesanal- con pedidos a través de Facebook.

“Las mermeladas son gourmet porque son un producto equilibrado en su sabor y aroma, son mermeladas que te dan diversos sabores al paladar: inicias probando una cosa y terminas sintiendo otra, con ingredientes a lo mejor poco comunes y la verdad es que tienen un sabor único”, expuso.

Pueden probarse con salmón, con carne de cerdo, ensaladas, pollo, jamón serrano, “es esta parte de romper paradigmas en la gastronomía mexicana”, resaltó la especialista, quien agregó que tiene una nueva receta en preparación.

Cuatepotzo Padilla es egresada de la carrera de Gastronomía, por la Universidad del Valle de Puebla, ha trabajado en restaurantes de la Costa del Sol, en Marbella, España.

En México fue chef en establecimientos de Los Cabos, Baja California Sur; Playa del Carmen y Cancún, en Quintana Roo, así como en las ciudades de México, Monterrey y Pachuca, entre otros sitios.