Comparten padres de familia lazos para una sana convivencia

Son 5 mil 755 padres de familia de 12 municipios los que han recibido las conferencias y pláticas del programa “Lazos para una sana convivencia”, que busca fortalecer los vínculos familiares para evitar problemáticas en las escuelas, sumando 436 casos de bullying a los que se les ha dado seguimiento y atención oportuna, detalló Sotero Soto Mejorado, presidente del Consejo Cívico Ciudadano.

Son 83 conferencias con un alcance de 9 mil alumnos en las que se han detectado algunas problemáticas como 22  casos de abuso sexual, 14 intentos de suicidio y 9 jóvenes que sufren violencia familiar.

Dijo que el mensaje va no solo para los padres de familia, sino para las instituciones gubernamentales y sociedad en general, porque este tipo de programa se debe tomar muy en serio, pues no se esperaba tocar el tema de suicidios y es algo que resultó necesario.

Aunque no son el ente especializado para tratar ese problema, se les ha apoyado llevándolos a las instancias correspondientes para su atención, apoyados por el grupo Indigo, y realizó un llamado a las autoridades para que se ataque el problema de fondo.

En el tema de operación mochila, precisó que anteriormente coincidían con Derechos Humanos de no invadir la privacidad de los menores, pero es algo que no ha tenido buenos resultados. “Si la operación mochila nos salva de algo lamentable, yo creo que hay que aplicarlo”, indicó.

Mencionó que podría hacerse un programa piloto no solo en la entidad, sino en todo el país, y de ahí se pueden medir los resultados.

Soto Mejorado detalló que se le está dando continuidad a las acciones de “Lazos Familiares” y se acudió a llevar una conferencia a los padres en la Secundaria Nueva Reforma Educativa, donde se vivió un incidente de violencia entre dos alumnos. Explicó que se había solicitado desde hace 3 meses llevar al equipo de trabajo para inhibir las problemáticas como lo que sucedió.

Sobre la respuesta de los padres a este programa, apuntó que algunos lo ven mal, pero son quienes están alejados precisamente de los lazos familiares y no están de acuerdo pues no asumen su responsabilidad, “cuando asumen su responsabilidad al cien por ciento, permiten que se aplique alguna acción por el bien de la familia”.