Comulgan por vez primera las hermanas Thalía y Ximena Romo Arce

Entre hermanas se disfrutan muchos momentos, pero compartir el festejo de la Primera Comunión es inolvidable, tal como lo hicieron Thalía y Ximena Romo Arce, quienes se prepararon durante meses para este gran día.

En una ceremonia celebrada en la Catedral Basílica Menor, ubicada en el centro histórico de nuestra ciudad, el sacerdote celebrante dirigió la ceremonia religiosa y les dijo a las pequeñas hermanas, así como a sus padres y padrinos, que el compromiso es llegar al encuentro espiritual de Nuestro Señor Jesucristo.

Explicó que el Sacramento de la Primera Comunión es llevar a la vida cristiana al ser humano, pero sobre todo que al comer del Cuerpo de Jesús es vida eterna y consagrada.

Los padres de Thalía y Ximena son los señores Alfonso Román Valdez y Nadia Arce, mientras que fungieron como sus madrinas Laura y Guadalupe Méndez Sánchez, quienes se comprometieron a llevarla por el camino de la vida cristiana.

Durante la homilía, las bellas neocomulgantes aceptaron la invitación para que a partir de ese momento reciban a Cristo en la Comunión en forma constante.

Posteriormente vino el momento esperado, en que Thalía y Ximena, llenas de emoción y entusiasmo, recibieron la blanca Hostia Bendecida y mojada con el cáliz, para que instantes después se arrodillaran para dar gracias a Dios.

Luego de la misa en honor a las jovencitas, se efectuó un grato convivio familiar, en un salón social de la ciudad, donde compartieron el pan y la sal con todos los invitados que se dieron cita a celebrar.

Los invitados recibieron la amable atención de Thalía y Ximena, y la  de sus papás, quienes les ofrecieron una exquisita comida, bocadillos y bebidas para la ocasión.

En un ambiente totalmente familiar los presentes disfrutaron de buenas charlas así como de la buena música del lugar.

Sin duda alguna una bonita fecha para recordar que quedará en los corazones de las jovencitas Thalía y Ximena Romo Arce, quienes recibieron el Sacramento de la Primera Comunión.

¡Enhorabuena!