Con acceso a redes 60% de menores de edad

De acuerdo a los datos con los que cuenta el Instituto Nacional de Estadística y Geografía el 60 por ciento de la población de entre 6 y 18 años cuenta con acceso a internet y por ende a redes sociales, en las cuales es muy fácil burlar los filtros restrictivos que piden a los usuarios ser mayores de edad.

De acuerdo a lo que revela la Encuesta Nacional sobre Disponibilidad y Uso de Tecnologías de la Información en los Hogares 2017 en el país existen 71 millones de usuarios, que representan el 63.9 por ciento de la población de 6 años en adelante cuentan con internet, de los cuales el 96.6 por ciento lo usan para obtener información y 76.6 por ciento lo usan para acceder a las redes.

En base a la ENDUTH en el estado de  Durango hay 974 mil usuarios que tienen internet, lo que representa el 60.8  por ciento de la población de 6 años y más de edad; de estos el 97.7 por ciento usan el internet para obtener información, 87.8 por ciento para comunicarse, 89.6 por ciento para entretenimiento, 71 por ciento para acceder a contenidos audiovisuales y el 78.5 para redes sociales.

Entre los principales problemas que reportaron los encuestados destacan la lentitud en el servicio y la interrupción en la transferencia de la información, sin embargo resalta también el exceso de información no deseada como la publicidad insertada y el fácil acceso a contenidos prohibidos para los menores, ya que pese a que muchos sitios tienen filtros de edad estos son fáciles de engañar.

Y es que tan solo en esta semana la Fiscalía reportó la detención de un hombre que se hacía pasar por mujer para engañar a niñas y jovencitas pidiéndoles imágenes y videos íntimos y con contenido sexual. Incluso su detención se dio cuando intentó conocer en persona a una niña de 11 años que contactó a través de las redes, sin embargo se montó un operativo que puso fin a sus prácticas ilegales.

Este hecho, junto a las cifras con las que cuenta el Inegi, habla de que es sencillo obtener un perfil en redes sociales ingresando una fecha de nacimiento falsa que acredite la mayoría de edad. Esto expone a los menores a que personas malintencionadas, que tampoco tienen problemas para crear cuentas falsas, intenten contactarlos para extorsionarlos o aprovecharse de ellos.