Inicio > Noticias > Internacional > Con barricadas y disparos en capital chilena conmemoran “día del combatiente”

Con barricadas y disparos en capital chilena conmemoran “día del combatiente”

Agencia EFE

Santiago de Chile, 29 mar (EFE).- Con barricadas y disparos en varias comunas de la periferia de la capital de Chile se conmemoró este viernes el “día del joven combatiente”, fecha que recuerda la muerte de dos hermanos a manos de Carabineros durante la dictadura militar.

También en varias calles estratégicas del centro de Santiago jóvenes encapuchados encendieron fogatas con el fin de impedir el normal tránsito de la locomoción colectiva y vehículos particulares.

Cerca del lugar donde se celebra el festival Lollapalooza, integrantes del izquierdista Movimiento Juvenil Lautaro levantaron barricadas y lanzaron panfletos criticando la celebración del espectáculo.

El homenaje a los hermanos Rafael y Eduardo Vergara Toledo fue instaurado por la izquierda pero su significado político, sin embargo, se ha diluido en los últimos años y la conmemoración se ha convertido en una jornada de violencia en las calles, saqueos y otros hechos vandálicos.

Personal de Carabineros trabajó durante esta jornada apagando las fogatas y despejando de escombros las avenidas donde desconocidos levantaron barricadas sin que haya informado de detenidos.

Temprano, estudiantes de liceos emblemáticos de la capital chilena provocaron algunos desórdenes obligando a la Policía a utilizar chorros de agua y gas lacrimógeno.

Las protestas también se replicaron en otras ciudades como Temuco, Concepción, Valdivia y Valparaíso.

La conmemoración del “día del joven combatiente” nació en el municipio de Estación Central, después de que la Policía asesinara a dos hermanos adolescentes durante una protesta contra la dictadura de Augusto Pinochet, el 29 de marzo de 1985.

El crimen ocurrió en la Villa Francia, un barrio que destacó en las protestas contra Pinochet y las víctimas, los hermanos Vergara Toledo, eran militantes del Movimiento de Izquierda Revolucionaria (MIR), una agrupación que combatió con las armas la dictadura.

Los hermanos fueron detenidos, llevados a una comisaría de Carabineros, asesinados y sus cadáveres acribillados abandonados después en una de las calles del barrio, situado unas 40 manzanas al poniente del centro de la capital chilena.

En los primeros años, la conmemoración fue pacífica, consistente en un acto litúrgico y en una procesión encabezada por los padres de las víctimas, que también perdieron a otro hijo, Pablo Vergara Toledo, asesinado junto a su pareja en la sureña ciudad de Temuco, presuntamente por agentes de la dictadura (1973-1990).

Tras las investigaciones llevadas a cabo por el juez especial Carlos Gajardo, en agosto de 2006 el magistrado condenó a quince años y un día de presidio al carabinero Jorge Marín, por el homicidio de Rafael Vergara Toledo y su hermano Eduardo.

También condenó a diez años y un día al teniente Alex Ambler, solo por el asesinato de Rafael Vergara.

Un tercer carabinero, Francisco Toledo Puente, recibió también diez años y un día por la muerte de Rafael y un cuarto, Marcelo Muñoz, fue absuelto.

En julio de 2009, la Corte de Apelaciones de Santiago ratificó el fallo de primera instancia, pero en agosto de 2010 la Corte Suprema rebajó la condena de Marín a diez años y un día y a siete años las de Ambler y Toledo.

Durante la dictadura de Augusto Pinochet unos 3.200 chilenos murieron a manos de agentes del Estado, de los que 1.192 figuran aún como detenidos desaparecidos y otros 40.000 fueron torturados y encarcelados por causas políticas. EFE

%d bloggers like this: