Con terapia psicológica 75% de estudiantes de nivel medio

El investigador y especialista en temas educativos y sociológicos Arturo Barraza Macías señaló que en Durango existen escuelas de nivel medio, tanto públicas como privadas, que presentan altos índices de depresión y estrés en su alumnado, lo que se traduce en que hasta un 75 por ciento de los jóvenes esté recibiendo algún tipo de terapia psicológica.

Indicó que durante muchos años se desestimó que el estrés fuera una enfermedad que impidiera el desarrollo laboral de las personas y después se creyó que únicamente sucedía en los trabajadores sometidos a empleos con alto índice de contacto con los individuos, como médicos y policías, aunque recientemente se demostró que amas de casa y estudiantes también lo sufren.

En ese sentido el académico refirió que las autoridades, tanto educativas como de salud, poco o nada han hecho en la promoción de políticas públicas que garanticen la salud mental de los estudiantes y de los profesores, sobretodo en estos tiempos donde surgen nuevos tipos de estrés como el denominado “tecno-estrés”, que es causado por las redes sociales y las nuevas tecnologías.

Refirió que en años anteriores se había propuesto, por parte de un grupo de investigadores, la realización de diferentes encuestas en los centros escolares de nivel medio y superior para conocer las principales necesidades de los jóvenes y su respuesta a diferentes problemáticas como la presión social, el bullying, el ciber-acoso, los embarazos a temprana edad, etcétera.

Sin embargo han sido los propios directivos de las instituciones educativas los cuales se han mostrado renuentes a abrir a la luz pública los padecimientos de salud mental que sufren sus estudiantes; “lamentablemente hay muy poca apertura. Los datos que conseguimos tener son extraoficiales proporcionados por los propios profesores de los bachilleratos y preparatorias”, aseveró.

Barraza Macías explicó que incluso se ha detectado en una alumna de la Facultad de Enfermería la incidencia del conocido síndrome de burnout o síndrome del trabajador cansado, que es un padecimiento que consiste en la presencia de una respuesta prolongada de estrés en el organismo ante los factores estresantes emocionales e interpersonales que se presentan en el trabajo.

Destacó que entre las escuelas que presentan alto grado de depresión en su alumnado se encuentran el CBTIS 89 y la Facultad de Enfermería, las cuales han estado renuentes a la investigación; “estos números son consecuencia de la presión que sin sentido ejercen los profesores a los muchachos, muchos de ellos ya en uso de medicamento psiquiátrico o con antecedentes de adicción”.