Condenan a 121 años cárcel a nicaragüense que mató una familia en Costa Rica

La Teja

San José, 9 feb (EFE).- Un tribunal de Costa Rica condenó hoy a 121 años de cárcel a un nicaragüense identificado como Delvin Sevilla Bonilla por asesinar a una familia de cuatro personas, entre ellas una niña a la que violó antes de matarla, en una finca cafetalera del centro del país.

La sentencia fue dictada hoy por el Tribunal Penal de la ciudad de Cartago (centro), pero de los 121 años de cárcel el condenado solo cumplirá 50 años, que es el máximo estipulado por la legislación costarricense.

“Es monstruoso. No solo masacró a una familia entera, sino que ultrajó sexualmente a la menor de esta familia”, dijo en la lectura de la sentencia el juez Alexander Salazar.

Sevilla recibió 35 años por un homicidio calificado, en perjuicio del padre de la familia; 54 años en total por tres delitos de homicidio simple y 16 años por cada uno de los dos delitos de violación contra la niña de la familia.

El Ministerio Público informó en un comunicado que “se logró determinar que Sevilla acabó con la vida de Ramón Suárez Espinoza, su esposa Aydeé Miranda Salmerón y sus hijos menores de edad, el 28 de mayo del 2015, en horas de la noche”.

“La Fiscalía comprobó que el imputado utilizó un machete para asesinar a cada uno de los miembros de la familia y, previo a acabar con la vida de la niña (de 9 años), Sevilla la violó en dos ocasiones y posteriormente huyó de la zona”, detalla la nota.

Las autoridades encontraron al día siguiente los cuerpos de la familia, también nicaragüense, y tras la investigación se logró la detención de Sevilla el 5 de junio de ese mismo año.

El crimen ocurrió en Copey de Dota, una zona cafetalera 70 kilómetros al sureste de San José, en una finca donde las personas trabajaban. EFE