Inicio > Noticias > Internacional > Condenan a diputada a dos años y ocho meses de cárcel por difamación

Condenan a diputada a dos años y ocho meses de cárcel por difamación

Tegucigalpa, 18 feb (EFE).- Un juez de Honduras condenó este lunes a la diputada opositora María Luis Borjas a dos años y ocho meses de cárcel por “calumnia constitutiva de difamación” contra un empresario de su país.

Además, la sentencia contra Borjas, diputada ante el Parlamento hondureño por el Partido Libertad y Refundación (Libre), establece “la imposición de penas accesorias de inhabilitación especial de interdicción civil durante el tiempo que dure la condena principal”.

La diputada fue llevada a los tribunales por el banquero Camilo Atala, quien aduce que Borjas lo acusó de ser uno de los “autores intelectuales” del asesinado de la ambientalista hondureña Berta Cáceres, el 2 de marzo de 2016.

Según la sentencia, Borjas es “autora responsable penalmente a título de autora directa por los delitos de calumnias constitutivas de difamación”.

La pena, dictada por el juez de sentencia designado, Rolando Edgardo Argueta, deberá cumplirla “en una cárcel departamental o seccional”, señala la sentencia, que además “declara a la condenada responsable civilmente”.

El 29 de enero un juez no identificado declaró culpable a Borjas y fijó la “individualización de la pena” para el pasado día 7, aunque la sentencia fue dictada hasta este lunes.

Según las leyes hondureñas, la calumnia puede recibir una condena de hasta cuatro años de cárcel.

Camilo Atala denunció a María Luis Borjas luego de que la diputada dijera en una rueda de prensa en las oficinas del estatal Comisionado de los Derechos Humanos en Honduras (Conadeh), en Tegucigalpa, que el banquero era uno de los “autores intelectuales” del asesinato de Berta Cáceres, según el expediente judicial.

El juez que condenó a Borjas en enero indicó que la acusada brindó declaraciones de “manera irresponsable” y “sin realizar la mínima diligencia para confirmar la misma (información)”.

Berta Cáceres fue asesinada en su casa en la ciudad de La Esperanza, departamento de Intibucá, en el occidente de Honduras, y por su crimen siete personas han sido declaradas culpables.

Al conocer la resolución del juez en enero, la diputada dijo a periodistas que presentaría un recurso de casación y tildó el fallo de “sicariato judicial”.

“Este es un fallo político, no es un fallo jurídico”, expresó Borjas, quien esperaba ser absuelta, ya que las pruebas presentadas por su defensa, según ella, denotaban que no había cometido “ni fallas, ni delito alguno”.

“Me da mucha tristeza que el presidente de la Corte Suprema de Justicia (Rolando Edgardo Argueta) haya seguido la línea que le impusieron. Pensé que se iba a apegar a la ley y la justicia”, subrayó Borjas, excomisionada de la Policía de Honduras, con estudios en Chile. EFE