viernes, septiembre 17, 2021
Inicio > Noticias > Internacional > Condenan a exministro marfileño a 20 años cárcel por violencia postelectoral

Condenan a exministro marfileño a 20 años cárcel por violencia postelectoral

Abiyán, 31 dic (EFE).- El exministro de Juventud de Costa de Marfil Charles Blé Goudé, estrecho aliado del expresidente Laurent Gbagbo, fue este lunes condenado “in absentia” en su país a veinte años de cárcel por su papel en la violencia postelectoral que se desató en 2010, informó hoy su abogado Maître N’Dri Claver.

Blé Goudé fue exonerado de crímenes de lesa humanidad junto a Gbagbo el pasado enero por la Corte Penal Internacional (CPI), aunque sigue en Holanda pendiente de un recurso de apelación de la Fiscalía.

Tras el veredicto de la CPI, el Tribunal Criminal de Abiyán (capital económica de este país de África Occidental) inició un proceso contra él por su implicación en la violencia que siguió a las elecciones presidenciales de 2010, que causó unos 3.000 muertos.

Este lunes, la corte marfileña condenó al exministro a “veinte años de prisión, diez años de privación de sus derechos civiles y 200 millones de francos CFA (305.000 euros)” en concepto de daños y perjuicios a las víctimas, señaló el abogado en un comunicado.

El exministro de Juventud de Laurent Gbagbo estaba acusado de “actos de tortura, homicidios voluntarios y violaciones”.

Además, el tribunal de Abiyán emitió una orden de arresto contra Blé Goudé.

Los abogados del exministro se habían retirado del proceso porque “los derechos de la defensa (fueron) despreciados”, de ahí que su cliente fuera juzgado “in absentia” y sin letrados, subrayó N’Dri Claver.

“Debemos evitar la comedia judicial”, denunció el letrado marfileño, quien atribuyó “mala fe” a las autoridades marfileñas.

El abogado adelantó que recurrirá a la Corte Africana de Derechos Humanos porque, a su juicio, el exministro no puede ser juzgado en ausencia después de haber sido entregado en 2014 a la Corte Penal Internacional y ser puesto en libertad condicional.

Gbagbo y Blé Goudé estaban acusados de crímenes de lesa humanidad por la violencia postelectoral iniciada a finales de 2010, cuando tanto Gbagbo como el líder opositor y actual presidente, Alassane Ouattara, se declararon ganadores de las elecciones.

La Comisión Electoral dio como vencedor en un primer momento a Ouattara por un estrecho margen, pero el Consejo Constitucional del país anuló los resultados en varias provincias del norte, más favorables al entonces líder opositor, y proclamó vencedor a Gbagbo.

La crisis derivó en un conflicto armado que dejó unos 3.000 muertos y más de un millón de desplazados, y terminó con la detención de Gbagbo en abril de 2011 en su residencia de Abiyán por parte de los hombres de Ouattara, que recibieron el respaldo de la ONU y de fuerzas aéreas francesas.

Gbagbo, presidente desde 2000 hasta su arresto, fue el primer jefe de Estado juzgado por la CPI y su liberación supuso el segundo revés en menos de un año para la Fiscalía de La Haya, que vio cómo en junio de 2018 una sala de apelaciones absolvía al ex vicepresidente de República Democrática del Congo Jean-Pierre Bemba. EFE

A %d blogueros les gusta esto: