Congreso de Perú declara en emergencia al Consejo Nacional de la Magistratura

Segundo Enfoque

Lima, 23 jul (EFE).- El pleno del Congreso de Perú declaró hoy en emergencia al Consejo Nacional de la Magistratura (CNM) y determinó el cese de todos los funcionarios de confianza (elegidos de manera directa) del organismo, en medio de un escándalo de corrupción en la Judicatura peruana.

La decisión fue tomada con 107 votos a favor, 2 en contra y 2 abstenciones, en una sesión plenaria extraordinaria convocada después de que el pasado viernes una reunión similar determinara la destitución de los magistrados que conformaban el organismo.

En la sesión de hoy se debatió un proyecto que planteó la declaración en emergencia del CNM por un período de nueve meses para someterlo a un proceso de revaluación y reestructuración total.

Además, se suspendió la aplicación de la Ley Orgánica del CNM para que los magistrados que debían reemplazar a los destituidos no puedan ocupar esos cargos y se determinó que la conducción administrativa quedará en manos del funcionario de carrera de mayor antigüedad y mayor nivel del organismo, con el apoyo de la Oficina de Control Interno (OCI) de la Contraloría.

En el pleno extraordinario del pasado viernes, el Congreso había acordado la remoción de los consejeros Hebert Marcelo Cubas, Baltazar Morales, Maritza Aragón, Orlando Velásquez, Iván Noguera, Guido Águila y Julio Gutiérrez Pebe.

El proyecto aprobado hoy fue exonerado de la segunda votación que establece la ley, por lo que entrará en vigencia en cuanto sea publicado en la gaceta oficial, mientras que los detalles de la reforma del organismo se definirán durante la próxima legislatura, que comienza a fines de este mes.

El documento fue suscrito por los portavoces del Partido Aprista, Peruanos por el Kambio, Frente Amplio, Nuevo Perú, Alianza para el Progreso, Acción Popular y un grupo de legisladores disidentes del fujimorismo.

El partido fujimorista Fuerza Popular, que tiene la bancada más numerosa en el Congreso, no suscribió el documento pero manifestó su posición a favor de la declaración de emergencia del CNM.

El escándalo se hizo público la pasada semana, con la publicación de escuchas telefónicas que revelaron una amplia red de tráfico de influencias, cohecho y prevaricación en las más altas instancias de la Judicatura, que incluye a altos magistrados, empresarios y políticos.

Uno de los involucrados es el ahora suspendido juez supremo César Hinostroza, quien incluso ofreció absolver al violador de una menor de 11 años y coordinó reuniones con una “Señora K” de la “fuerza número uno”, nombre en clave que presumiblemente puede referirse a Keiko y su partido Fuerza Popular, aunque estos niegan cualquier vínculo.

Las escuchas le costaron el cargo al ministro de Justicia, Salvador Heresi, quien este sábado fue reemplazado en ese despacho por el legislador Vicente Zeballos, y a cinco jueces de la Corte Superior de Justicia del Callao, entre ellos su presidente, Walter Ríos, que pedía un soborno de al menos 10.000 dólares a cambio de favorecer el nombramiento de un fiscal.

En ese momento, también a los consejeros del CNM Guido Aguila y Julio Gutiérrez, mientras que los demás integrantes de ese organismo fueron destituidos el viernes por el Congreso, y el presidente del Poder Judicial, Duberlí Rodríguez, dimitió el jueves. EFE