Congreso respalda movimiento nacional

Legisladores locales expresaron su apoyo al paro de actividades que proponen distintas organizaciones a nivel nacional, denominado “Un día sin mujeres” en protesta por la situación de violencia que existe actualmente en el país, pues consideraron necesario que se demanden medidas para detener este problema.

Al respecto, la diputada Gabriela Hernández López puntualizó que las mujeres quieren paz, seguridad y oportunidades en Durango y en todo el país, para luego manifestar que apoya la propuesta de que se realicen medidas de protesta como la suspensión a la que se convoca en estos momentos a nivel nacional para el 9 de marzo, para exigir que se realicen acciones para detener la situación que se presenta actualmente, para que las políticas públicas federales, estatales y municipales sean más contundentes en el trabajo para que ninguna mujer, joven o niña tenga que enfrentar estos problemas.

Añadió la legisladora que los hechos lamentables que se han registrado recientemente  son un tema escalofriante, muy poco humano, que demanda políticas públicas más humanas, más enfocadas a dar atención a situaciones tan difíciles como las que se han dado a causa de la violencia contra las mujeres, que se apliquen medidas para atender estos problemas.

Puntualizó que no se trata de iniciar una guerra de sexos, sino de proteger a quienes tienen mayores condiciones de vulnerabilidad, para defender más a las mujeres, las niñas y los niños tanto de Durango como de todo el país.

Por su parte, el diputado José Luis Rocha dijo que se trata de un día en el cual tanto los legisladores como militantes del PAN se manifestarán para hacer un llamado para concientizar a la población en general ante los casos tan lamentables, tan atroces que se han presentado en los últimos días, para luego manifestar que todos los ciudadanos deben poner alerta, pues todos tienen madres, esposas, hijas.

Manifestó que también se espera la participación de los demás partidos políticos, para que las mujeres y las niñas se manifiesten contra la violencia, que no trabajen, no acudan a la escuela, no salgan; también consideró que no se trata de politizar esta situación, pues en el caso de los integrantes del PAN no quieren que esto suceda porque se trata de un problema muy delicado, pues manifestó que preocupa el grado de descomposición social, mientras que el Presidente de la República minimiza el problema, y que no se atacan las causas del mismo.