Inicio > Noticias > Entretenimiento > Consejos y recomendaciones para la protección de nuestros hijos

Consejos y recomendaciones para la protección de nuestros hijos

Cuidar y proteger de nuestros hijos es una de las labores más importantes que tenemos los padres. Proteger a un hijo es cubrir sus necesidades básicas como comer, dormir, darle un espacio para estudiar o resolver sus dudas. Pero también es apoyarle y darle afecto cuando nos los pida, ofrecerle soluciones para que resuelva sus problemas e informarle sobre los peligros que podría correr.

En nuestra sociedad de hoy vemos y leemos cada día muchas noticias que como padres nos preocupan mucho. Nuestros hijos están expuestos a una serie de situaciones cada vez más difíciles. Tanto en el ámbito real como en el tecnológico, hay que tener sumo cuidado. A través de unos pequeños consejos podemos ver todo esto mucho mejor.

La localización de los hijos

A medida que los hijos se van haciendo mayores quieren sentirse cada vez más independientes. Necesitan salir y divertirse con sus amigos. Una de las medidas que podemos llevar a cabo los padres en estas situaciones para estar un poco más tranquilos es localizar celular de los niños.

Este servicio permite localizar un teléfono móvil, independientemente del operador que sea, a través de la geolocalización. De esta forma, sabremos dónde se encuentra la persona en todo momento. A través de un sistema web (no se necesita descargar ninguna aplicación), podemos localizar un teléfono solamente con el número.

El nombre en las pertenencias personales

Un error en el que solemos caer muchos padres es escribir el nombre de nuestro hijo en sus pertenencias personales. Así creemos que, en caso de pérdida, nos las podrán devolver. Sin embargo, esto también puede dar lugar a que personas extrañas tengan acceso a un tipo de información privada.

Al dirigirse a un niño por su nombre, sobre todo si este es pequeño, una persona desconocida puede ganarse rápidamente la confianza del menor. Por esta razón, en vez del nombre lo que podemos escribir en sus pertenencias personales es un número de teléfono de contacto.

Una contraseña familiar

Un buen método para evitar que personas desconocidas traten de interactuar con nuestros hijos es crear una contraseña familiar. Este truco es muy efectivo y sirve muy bien para proteger a los niños más pequeños de los extraños. Solo hay que inventar una contraseña de seguridad contra personas desconocidas.

En muchas ocasiones (en el parque, a la salida del colegio, etc.), un desconocido se acerca al niño y le dice: “ven conmigo, voy a llevarte con tus padres”. Si en ese momento, el niño le solicita la contraseña familiar podrá descubrir si esa persona es de fiar o no.

Tener un horario y una rutina definidos

Tener un horario bien organizado para todos los días de la semana nos puede ayudar a los padres a detectar si ocurre algo que está fuera de lo normal. Tanto los padres como los hijos deben saber qué van a hacer durante el día y con quién. Especialmente si son pequeños, es necesario llevar un control sobre las rutinas de cada día.

En la medida de lo posible, los más pequeños deben saber bien quién los despertará por la mañana y los ayudará a prepararse para ir al colegio, quien los llevará a clase y quién los recogerá, quién irá con ellos a jugar al parque, etc. Y en caso de que haya cambio de planes, ellos también deberían saberlo.

Los lugares públicos concurridos

Los padres debemos tener especial cuidado cuando estamos con los hijos en aquellos lugares en los que hay un gran número de personas: centros comerciales, fiestas, conciertos, el metro, etc. Si los niños son pequeños, es recomendable etiquetar la ropa o sus pertenencias con un teléfono de contacto en caso de que puedan perderse.

Si son un poco más mayores, hay que enseñarles unas pautas para que sepan lo que deben hacer en caso de pérdida. Además, es muy importante que en estos casos los niños adquieran una disciplina de comportamiento y la cumplan siempre: permanecer siempre cerca y a la vista, cogerse de las manos, no cruzar nunca la calle solos, etc.

No exponer a los niños a las redes sociales

En la actualidad, es muy importante proteger la privacidad de los más pequeños de la casa. Hay que prestar especial cuidado a lo que compartimos de ellos en nuestros perfiles de redes sociales. Lo mejor es siempre mantener en privado toda la información relativa a ellos o compartirla exclusivamente en un reducido grupo de familiares y amigos de confianza.

Cuando los hijos se van haciendo mayores, es probable que hagan uso de las nuevas tecnologías y utilicen sus propias redes sociales. Desde el primer momento, hay que dejarles muy claro lo que pueden y no pueden compartir, advirtiéndoles claramente que no pueden saltarse en ningún momento estas normas.

Los padres tenemos una importante misión que cumplir con la educación de nuestros hijos. La protección es un factor clave para que crezcan en un ambiente sano, pero también para que se puedan sentir siempre seguros.

%d bloggers like this: