Constitucional de Guatemala reitera que jefe de Cicig puede ingresar al país

El País

Guatemala, 19 sep (EFE).- La Corte de Constitucionalidad reiteró hoy que el jefe de la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (Cicig), el abogado colombiano Iván Velásquez, puede ingresar al país, por lo que pide a las autoridades que no emitan órdenes que lo impidan.

La orden fue dirigida al presidente, Jimmy Morales, así como a los ministros de Gobernación y Defensa, Enrique Degenhart y Luis Miguel Ralda; además de el director de la Policía Nacional Civil, Erwin Tzi y al subdirector de Control Migratorio, además de notificar a la canciller, Sandra Jovel.

La Corte aseguró que quien ostenta el cargo actualmente de la Cicig es Velásquez, por lo que, de no permitírsele el ingreso, “se estaría incurriendo en responsabilidades de ley”.

El Constitucionalidad complementó su resolución, luego de que el abogado Alfonso Carrillo interpusiera un recurso de ampliación de la decisión del domingo pasado, cuando permitieron el ingreso del comisionado de la Cicig a Guatemala.

El domingo pasado los cinco magistrado que con forman el Constitucional establecieron en que “la comisionada o comisionado” de la Cicig debía ingresar al país sin problemas, lo cual creó confusión al Ejecutivo, al considerar que no se hablaba de una persona en particular.

A diferencia de esa primera resolución, que fue unánime, este miércoles los magistrados del máximo tribunal votaron de forma dividida.

Los votos a favor fueron de los magistrados Boanerge Mejía, Gloria Porras y José Francisco de Mata, mientras que la presidenta, Dina Ochoa y el magistrado Neftalí Aldana emitieron un voto razonado disidente.

La Cicig defiende que Velásquez ha estado “en todo momento en uso de sus funciones, como lo plantea el acuerdo celebrado entre el Estado de Guatemala y las Naciones Unidas”, según dijo la tarde de este miércoles el portavoz de la Comisión, Matías Ponce.

Sus declaraciones se produjeron tras conocer que la ONU había ratificado en el cargo a Velásquez, porque no ve ningún motivo para cambiarlo, algo que le había solicitado el Gobierno guatemalteco, que considera que es un peligro para la seguridad nacional y por eso le tiene prohibida la entrada al país.

Lo que sí comunicó el secretario general de la ONU, António Guterres, al presidente Morales es que le había pedido a Velásquez nombrar un comisionado adjunto para que continúe el trabajo de la Cicig.

Ello, dado que el Ejecutivo guatemalteco le impidió a Velásquez la entrada al país centroamericano desde el 4 de septiembre, apenas cuatro días después de haber anunciado el fin de la Comisión para septiembre de 2019.

Hasta antes de la resolución del Constitucional, el Gobierno de Guatemala estaba analizando la ratificación de Velásquez, una decisión que se produce en respuesta a una nota diplomática enviada el lunes por la Cancillería.

En esa nota diplomática se le daba a Guterres un plazo de 48 horas, que vencía este miércoles, para enviar una lista de posibles candidatos a dirigir la Comisión.

Morales prohibió la entrada al país del jefe de la Comisión por considerar que es “una persona que atenta contra el orden y la seguridad pública, afectando la gobernabilidad, institucionalidad, justicia y la paz del país”.

La Cicig y el Ministerio Público han señalado en dos ocasiones a Morales de haber incurrido en un supuesto delito de financiación electoral ilícita durante la campaña de 2015 que lo llevó al poder y por ello está pendiente una solicitud de desafuero.EFE