Construirá Sedesol nuevo albergue para jornaleros en Santa Lucía, Canatlán

  • Tendrá capacidad para recibir a 600 personas y una inversión de más de 7.3 mdp

En la comunidad de Santa Lucía del municipio de Canatlán, construirá la Secretaría de Desarrollo Social un nuevo albergue para jornaleros agrícolas a fin de otorgar mejores condiciones de vida a los trabajadores que por temporadas viven en estos centros, muchos de ellos acompañados por sus familias y para los cuales los existentes alojamientos en Canatlán y San José de Gracias son ya insuficientes en la temporada de cosechas en la localidad.

Isaías Berumen Aguilar, delegado federal de la Sedesol en Durango, la presidenta municipal de Canatlán, Dora Elena González Tremillo; Mario Alberto Retana Pintor, representante del gobernador del estado José Rosas Aispuro Torres; los diputados Francisco Javier Ibarra, Jesús Ever Mejorado Reyes y Maximiliano Silerio Díaz, así como los delegados de Gobernación, de la Comisión de los Pueblos Indígenas y de la Procuraduría Agraria, Humberto López Favela, Francisco Gurrola Rochín y Pedro Silerio, respectivamente, atestiguaron el arranque a los trabajos de edificación de este nuevo albergue que tendrá capacidad para recibir a 600 personas y cuya inversión es de seis millones 581 mil 006 pesos tan solo en el trabajo constructivo.

Dora Elena González Tremillo, alcaldesa del municipio de Canatlán, el más importante receptor de jornaleros agrícolas en la entidad, recordó que hace años, incluso ella en instalaciones propias daba alojamiento a los trabajadores que acudían a la región por la temporada de cosecha. “Posteriormente ante la necesidad de lugares acondicionados para este fin, en Canatlán se construyó el primer albergue de jornaleros agrícolas de Sedesol; y hoy en día, podemos decir que por la forma en que está trabajando la delegación federal, se da un servicio digno y suficiente a estos duranguenses que van buscando el sustento de sus familias en diferentes lugares”, afirmó.

Cabe señalar que la inversión orientada para este nuevo albergue alcanza actualmente los siete millones 332 mil 646 pesos, ya que además de los trabajos de construcción se destinarán recursos para el apoyo alimenticio de los hijos e hijas de jornaleros menores de 14 años, el equipamiento de los dormitorios y el de seguridad para protección civil, básico todo para el funcionamiento adecuado del lugar.

Al reunirse en el sitio de la construcción con la empresa que estará a cargo de la misma, así como con los miembros del ejido al tratarse de un terreno de uso común que será destinado a este fin, el delegado federal de Sedesol reconoció la disposición de las autoridades municipales y las ejidales para poder lograr la coordinación que da paso a concretar acciones como esta, “sumando esfuerzos y conciliando el interés de todos, podemos ayudar a los jornaleros a tener una vida más digna en los lugares en los cuales pasan largas temporadas y, a la vez, ayudar a los productores que tienen la necesidad de esta fuerza laboral”.