Consumo de alcohol y conducción, una relación peligrosa

Por Maríangel Calderón

México, 13 Mar (Notimex).- México ocupa el séptimo lugar de muertes relacionadas por consumo de alcohol y conducción, además, las afectaciones de este tipo de accidentes impactan no solo a quienes conducen y consumen alcohol sino a entre tres y cuatro personas más.

Para incidir en cambiar esta tendencia, Cinema Park, Qualitas y Universum unieron esfuerzos para proyectar el “Tour de Camino a la Seguridad” en las cinco ciudades con mayores índices para este tipo de accidentes.

El recorrido, surge a raíz del llamado de la Organización de las Naciones Unidas al “Decenio de Acción para la Seguridad Vial”, en el que México, junto con otros 178 países se comprometieron a reducir en un 50 por ciento las muertes por accidentes viales.

En ese sentido, la directora general de Cinema Park México, Adriana Cepeda, precisó a Notimex que el Programa Camino a la Seguridad, que tiene cuatro años de operación, busca disminuir muertes por accidentes viales de 2010 a 2020, y conjunta una serie de esfuerzos de diversas organizaciones.

Detalló que Cinema Park ofrece una experiencia sensorial en la que se busca involucrar a los sentidos de los espectadores en clubes temáticos, donde se entregarán unos lentes en tercera dimensión y un control remoto que propician diferentes experiencias.

Así, para esta serie de proyecciones se ofrecen experiencias en tercera dimensión para concientizar a los jóvenes y adultos respecto al consumo de alcohol con representaciones auditivas de arrancones de autos, así como la manera en la que las mujeres pueden incidir en aumentar la seguridad al volante.

En ese sentido detalló que existen evidencias científicas que señalan que las mujeres jóvenes desarrollan primero la región prefrontal, lo que significa que pueden medir más los riesgos, por lo que pueden comenzar a alzar la voz para salvar vidas.

Además, el programa ofrece experiencias de una investigación policíaca de un accidente vial generado por distractores como el teléfono celular aunado a una sección en la que pilotos profesionales ofrecen diferentes consejos para mejorar la seguridad vial.

Un juego interactivo con una serie de preguntas así como una encuesta de salida que permitirá evaluar el impacto de esta iniciativa para que esta información sirva para la generación de diversas estrategias.

Sin precisar monto de inversión, abundó que la aseguradora Qualitas contribuyó con una buena parte de recursos para llevar este programa a Ciudad de México, Puebla, Monterrey, Guadalajara y Querétaro, y en el futuro podría llegar a impactar en otras ciudades.

“Con el tema de alcohol y volante hemos avanzado mucho en muchas entidades del país, el tema de conduce sin alcohol y la alcoholimetría ha ayudado muchísimo y también en todas estas campañas de información de diversas maneras, lo que nosotros hacemos es ofrecerla de manera multisensorial y tras cuatro años de este programa si nos damos cuenta de que las intenciones de no manejar cuando has consumido alcohol han bajado y hay un cambio en lo que se llama norma social en el que en muchos entornos sociales de jóvenes ya no es “cool” manejar si consume alcohol”.

Explicó que México no es un país en el que se consuma alcohol todos los días como en algunos países europeos, sino que este es cada fin de semana pero en mayores cantidades, lo que la organización Mundial de la Salud considera nocivo, no sólo para quienes lo consumen sino para todas las personas.

A cuatro años del programa de Camino a la Seguridad, dijo, aún existe la necesidad de continuar trabajando en prevención de riesgos al volante desde diversas perspectivas. En ese sentido, el subdirector de riesgos de Qualitas, Margarito Villa, emitió una serie de recomendaciones al volante para disminuir riesgos, la primera, dijo es informar a las personas respecto de los mismos de manera objetiva.

A su vez precisó que de acuerdo con un Informe de seguridad vial de la Organización de las Naciones Unidas, México ocupa el séptimo lugar por muertes al volante; así, cada año mueren 24 mil personas, es decir, 55 personas cada día, cifra que en los últimos años se ha reducido.

Abundó que debido a la implementación de algunos programas preventivos como el alcoholímetro, los fallecimientos por consumo de alcohol y conducción mostraron una reducción de 39 por en los últimos 20 años.

Recordó que el alcohol es una droga psicodepresora que influye en las aptitudes y actitudes de quienes manejan con conductas de agresión y pérdida de coordinación motora y agilidad mental, el alcohol en la actualidad es uno de los principales factores de riesgo al conducir, subrayó Villa.

Además, precisó que de acuerdo con cifras de la Secretaría de Seguridad Pública, entre las tres primeras causas más frecuentes de decesos están los accidentes viales con una incidencia de 62. 2 por ciento.

A su vez, añadió que en 2013 más de 12 mil personas perdieron la vida por beber y manejar, aunado a que por cada muerto alcoholizado en carretera hay entre tres y cuatro muertes más.

Precisó que algunas de las infracciones habituales asociadas con el consumo de alcohol es que los conductores ebrios no guardan distancias de seguridad entre vehículos, por lo que al detectar uno es mejor darle el paso, en tanto que si viene adelante lo mejor es no rebasar; además, otras infracciones comunes por estos conductores son rebasar los límites de velocidad y no respetar señalamientos de tránsito.

La gerente de responsabilidad social de Quálitas, María Teresa Cosio, agregó que las proyecciones serán a partir del 22 y 23 de marzo próximos en las ciudades antes mencionadas y se buscará que las proyecciones vayan a otras partes del país.