Inicio > Noticias > Local > Continúa canje de “armas ni de juego”

Continúa canje de “armas ni de juego”

Continúa la campaña de intercambio de juguetes bélicos por otros tradicionales y didácticos, en un esfuerzo por fomentar una cultura de la paz entre la población en general, que inicie con las niñas y niños que viven en distintas colonias de la ciudad, señaló el subsecretario de Prevención Social de la Secretaría de Seguridad Pública, José Luis Amaro.

Agregó que se tiene previsto, como parte de esta labor que se realiza en distintos puntos de la ciudad, realizar el intercambio de poco más de 12 mil juguetes tradicionales y didácticos por los de carácter bélico que tienen los niños, como parte del trabajo que realiza la Subsecretaría de Prevención Social para la prevención de conductas delictivas en un futuro, con la participación de los padres de familia e incluso de algunos dirigentes sociales que apoyan esta labor.

Explicó el funcionario que la campaña “Las armas ni de juego” se lleva a cabo en las colonias de esta ciudad que tienen mayores índices delictivos, hasta las cuales acude personal de la Subsecretaría para dialogar con las familias que viven en las mismas, sobre los objetivos de esta labor que están enfocados en la prevención del delito, al evitar que las niñas y los niños tengan juguetes bélicos que se relacionan con el tema de la violencia.

Manifestó que además de ofrecerles a los infantes la posibilidad de contar con juguetes tradicionales o didácticos, con los cuales les beneficia jugar, también se tienen pláticas con los padres de familia para concientizarlos sobre la importancia que tiene esta acción, para que en un futuro eviten obsequiar a sus hijos pistolas, resorteras, rifles y otros artículos de carácter bélico, entre otros, que se relacionan con temas de violencia, cuando tienen otras opciones para hacerles un regalo.

Finalmente, José Luis Amaro puntualizó que también se busca mejorar la comunicación que existe entre los padres de familia y los niños, de tal manera que puedan tener una mejor convivencia en el núcleo familiar.