Continúa disputa por AMMJE

  • Empresarias señalan que nombre es mal utilizado por Arlina Adame Correa

Por: Celeste Reyes

Este sábado 15 de octubre la Asociación de Mujeres Empresarias capítulo Durango tomó protesta a la dirigencia de Lorena Hernández Pérez, quien reiteró que el nombre es utilizado de manera ilegal por el grupo que lidera Arlina Adame Correa, por lo que continuará esta disputa con la demanda civil que ya fue interpuesta.

La entrevistada fue acompañada por la presidenta nacional de AMMJE, Ana María Sánchez Sánchez, el secretario general de Gobierno, Adrián Alanís Quiñones, el alcalde José Ramón Enríquez Herrera y por más de 80 empresarias que integran este grupo.

Hernández Pérez, en entrevista para este medio de comunicación, comentó que AMMJE capítulo Durango se encuentra en estrecha coordinación con la Asociación a nivel nacional, por lo que el nombre no puede ser modificado y de manera ilegal el grupo de Adame Correa se separó de este gremio, sin embargo, busca tener el mismo nombre.

“No es lógico este cambio, que sea autónomo pero con el mismo nombre, desde hace dos meses les pedimos al otro grupo que nos entregaran la papelería en su poder, los documentos administrativos y del terreno con el que se contaba para devolverlo a la sociedad, pero después cambian su nombre a ‘Jefas de Empresa’ y luego buscan tener otra vez el mismo nombre AMMJE”, explicó la presidenta.

Indicó que lo importante es que se trabaje de manera conjunta, por lo que se estaría en la disposición de fusionar la asociación, sin embargo, esto no puede ser concretado debido a que los dos grupos buscan la dirigencia.

“Sí es legal que la Asociación sea autónoma, pero en este caso el nombre no puede ser compartido, se hacen independientes, pero tres días después presentan una presidenta, eso es lo que no es lógico”, sostuvo la entrevistada.

Acotó que se ha interpuesto una demanda civil para que se entregue todo lo  correspondiente a la Asociación, donde el grupo no se presentó ni se entregó la papelería, por lo que decidieron registrar el nombre días después de que se emitiera el acta que avala la dirigencia.

“Serán los abogados quienes determinen a dónde irá a parar esto, yo no quisiera que hubiera más problemas, porque incluso muchas de nosotras somos amigas, esperamos que se arreglen las cosas, pero no podemos permitir que se use nuestro nombre”, enfatizó Hernández Pérez.

Finalmente, mencionó que dicha demanda podría durar incluso tres años, sin embargo, la
Asociación puede continuar en funciones, por lo que hizo un llamado a todas las mujeres empresarias a realizar un frente común y evitar llegar hasta las últimas consecuencias.