Continúa la promoción de la cultura en la comunidad gomezpalatina

Gómez Palacio.-Con un festival celebrado este pasado lunes para festejar el Día del Niño, la Dirección de Cultura Municipal culminó una serie de eventos que testimonian el esfuerzo en pro de acercar a la población gomezpalatina actividades y manifestaciones que abonen a su apreciación de las artes en un ambiente familiar.

Apenas el pasado domingo, hacia el mediodía, la citada dirección a cargo de Armando Guerrero Garay brindó el apoyo necesario para que la plaza principal se vistiera de colores para la la celebración del Festejo del Día Internacional de la Danza, donde se presentaron diversos grupos de danza representativos del folclor cultural y religioso procedentes de toda la Comarca Lagunera.

Desprovista de su contexto ritual, se exhibió la riqueza cultura implícita en la danza de las diferentes agrupaciones de danza, causando admiración y ganándose el aplauso de los presentes.

Posteriormente, a sólo unos metros de la explanada de la Plaza de Armas de la ciudad, sobre el Paseo Independencia, también con el respaldo logístico de la Dirección de Cultura, se celebró la tercera edición del Festival Cultural Independencia, que con la valiosa participación de la asociación civil Arte y Cultura en Movimiento, montaron un atractivo programa musical y artístico en el citado paseo peatonal.

Ahí, quienes paseaban por el centro de la ciudad y quienes atendieron a la invitación previa de las autoridades municipales en el rubro de cultura, pudieron disfrutar de la siempre interesante actuación del mimo Herón Vargas, así como disfrutar de una serie de exposiciones por parte de artistas plásticos y gozar del espectáculo musical que incluyó rock y la presentación del Ensamble Acústico de la Universidad Autónoma de la Laguna.

Finalmente, este pasado lunes por la tarde, el personal de Cultura Municipal se involucró de manera directa en la organización del festejo del Día del Niño, con la organización de un Hexatlón en el Paseo Independencia y posteriormente un festival cómico musical en la explanada de la Plaza de Armas, donde además de grato programa musical con canto vernáculo y popular, además de baile folclórico, un payaso divirtió con sus rutina a los niños presentes para cerrar con el obsequio de dulces y juguetes para todos los infantes presentes.