Inicio > Noticias > Internacional > Contraparte del Gobierno en negociaciones de Nicaragua condena violencia

Contraparte del Gobierno en negociaciones de Nicaragua condena violencia

Managua, 30 mar (EFE).- La Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia, contraparte del Gobierno en las negociaciones para superar la crisis de Nicaragua, condenó este sábado la violencia estatal contra manifestantes civiles, que dejó al menos 11 detenidos y 4 heridos de bala.

“Condenamos enérgicamente la flagrante violación a los derechos de las personas que se habían reunido pacíficamente en Metrocentro, y exigimos la inmediata liberación de quienes fueron detenidos ilegalmente”, indicó la Alianza, en un comunicado.

La tarde de este sábado agentes de la Policía de Nicaragua agredieron a un grupo de personas que protestaban contra el presidente Daniel Ortega dentro de un centro comercial en Managua, capturaron a algunos, y lesionaron a tres.

La Policía actuó con paramilitares, quienes utilizaron ondas para lanzar piedras y canicas a los manifestantes.

El ataque incluyó un tiroteo protagonizado por un miembro del oficialista Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) y antiguo integrante del Ejército Popular Sandinista (EPS), German Dávila, quien hirió a tres personas y a él mismo.

La violencia estatal ocurrió en menos de 24 horas después de que el Gobierno había firmado un compromiso con la Alianza, de respetar la Constitución de Nicaragua en lo referido a las libertades públicas.

“La voluntad se demuestra con hechos”, reclamó la Alianza.

En mayo y junio de 2018 el Gobierno de Nicaragua ya había actuado de forma similar en dos ocasiones, tras firmar sendos compromisos de no agresión a la población civil, con saldo de decenas de muertos.

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) ha responsabilizado al Gobierno de Nicaragua por crímenes “de lesa humanidad”, lo que ha causado que decenas de miles de nicaragüenses se hayan ido al exilio.

Al menos 325 personas han muerto en protestas gubernamentales desde el estallido social de abril pasado contra Ortega, según la CIDH, aunque organismos locales establecen el número de víctimas en 561, y el Gobierno en 199.

Al menos 809 personas se mantienen en la cárcel como “presos políticos”, según la oposición, mientras que el Gobierno lleva meses sin actualizar su cifra de 340 reos, a los que llama “terroristas”, “golpistas” o “delincuentes comunes”.

Ortega afirma que la crisis en realidad es un intento de golpe de Estado “fallido”.

El proceso de aplicación de la Carta Democrática Interamericana (CID) contra Nicaragua está abierto en la Organización de los Estados Americanos (OEA), por rompimiento del orden constitucional, lo que podría desembocar en una suspensión del país centroamericano de ese organismo continental. EFE

%d bloggers like this: