Corte de El Salvador dará fallo de juicio a expresidente Saca por corrupción

El Nuevo Diario

San Salvador, 11 sep (EFE).- Una corte de El Salvador dará este miércoles su fallo por el juicio que enfrentó el expresidente Elías Antonio Saca (2004-2009) y seis de sus excolaboradores por el desvío y lavado de más de 300 millones de dólares.

Se espera que el Tribunal Segundo de Sentencia de San Salvador condene a Saca, el primer expresidente de la historia democrática del país centroamericano en enfrentar un juicio, a diez años de prisión.

En un movimiento legal inesperado, Saca y cinco de sus seis excolaboradores procesados aceptaron confesar en un “juicio abreviado” la forma en la que extrajeron y lavaron los fondos públicos a cambio de penas mínimas de entre tres y diez años de prisión.

Fue así como Saca y sus presuntos cómplices evitaron penas máximas de entre 25 y 30 años de cárcel.

El único que no pactó fue el exempleado de la Presidencia Pablo Gómez, para quien la Fiscalía pidió 16 años de prisión.

Los juzgadores también darán a conocer su decisión sobre la condena de “responsabilidad civil solidaria” que pidió la Fiscalía para que todos los acusados respondan con sus bienes, incluidas 86 radios de Saca, por los “daños” causados al Estado por más de 300 millones de dólares.

La Fiscalía planteó durante el juicio que las bases para el desfalco se colocaron con la emisión de un reglamento en 2004 que daba la categoría de secreto de Estado a la información sobre los fondos manejados como “gastos reservados”, que servían supuestamente para mantener el aparato de inteligencia estatal.

Bajo el amparo de esta normativa, Saca y sus presuntos cómplices movieron los millones a varias cuentas bancarias a nombre del exsecretario privado Elmer Charlaix y de los exempleados de la Presidencia Jorge Alberto Herrera y Pablo Gómez.

Este dinero fue manejado posteriormente mediante agencias de publicidad, que acordaron cobrar una comisión, o “sociedades de papel” y llevado a las empresas radiofónicas de Saca.

Los casos de corrupción que implican a expresidentes, incluido Mauricio Funes (2009-2014) y Francisco Flores (1999-2004), suman más de 666 millones de dólares. EFE