Corte salvadoreña rechaza recusar jueza en caso vinculado a expresidente Saca

San Salvador, 9 abr (EFE).- Una corte colegiada de El Salvador rechazó una solicitud de recusación de la jueza que lleva el proceso contra varias personas que supuestamente formaban una red de sobornos, entre los que se encuentra el expresidente Elías Antonio Saca (2004-2009), acusado de cohecho.

El órgano Judicial señaló este martes que la Cámara Tercera de lo Penal de la Primera Sección del Centro rechazó recusar a Nora Montoya, jueza del Juzgado Noveno de Instrucción de San Salvador, y ordenó continuar con la audiencia preliminar.

Dicha audiencia fue suspendida el pasado 26 de marzo luego de que la defensa del imputado Víctor Manuel Melgar González presentó la recusación.

Saca es procesado en el referido tribunal junto a Melgar y otras 14 personas, señaladas de integrar una red de sobornos en diferentes tribunales.

La Fiscalía acusa a Saca del delito de cohecho activo, cometido al supuestamente ofrecer 10.000 dólares a una empleada de un tribunal civil en el que enfrenta un proceso por enriquecimiento ilícito por casi 4 millones de dólares.

Por otra parte, los abogados de Saca solicitaron a Montoya en la referida fecha que separe el proceso contra el exmandatario, dado que existe un “preacuerdo” con el Ministerio Público para que este se declare culpable en un “juicio abreviado” a cambio de una pena leve.

La legislación salvadoreña establece que la Fiscalía puede pactar con los procesados una pena mínima, que no podrá ser apelada en ninguna instancia, a cambio de su confesión y que los jueces deberán respetar el trato.

El órgano Judicial detalló que dicho trato “fue firmado y autorizado por el ex fiscal general Douglas Meléndez en julio de 2018”, sin detallar si este debe ser ratificado por el actual jefe del Ministerio Público, Raúl Melara.

El expresidente, quien gobernó por la derechista Alianza Republicana Nacionalista (Arena), fue condenado en septiembre de 2018 a 10 años de prisión por malversar más de 300 millones de dólares del presupuesto público.

En un movimiento legal inesperado, Saca aceptó confesar la forma en la que extrajo y lavó los fondos públicos para evitar una pena de hasta 30 años de prisión.

Saca también es procesado por supuestamente participar en el lavado de 10 millones de dólares donados por Taiwán al Gobierno de su antecesor, Francisco Flores (1999-2004).EFE