Corte vincula a Correa en caso de secuestro y le exige regresar a Ecuador

Pichincha Universal

Quito, 18 jun (EFE).- La Corte Nacional de Justicia (CNJ, Supremo) de Ecuador vinculó hoy al expresidente Rafael Correa a un proceso por el secuestro del que denunció ser víctima el exlegislador Fernando Balda, en 2012 en Colombia, y le ordenó presentarse ante el tribunal cada 15 días, desde el próximo 2 de julio.

La jueza de Garantía Penales de la CNJ, Daniella Camacho, con base en los argumentos de la Fiscalía, declaró la validez procesal del caso y vinculó a Correa, que reside de forma permanente en Bélgica, de donde es oriunda su esposa.

El exmandatario, que gobernó Ecuador entre 2007 y 2017, es acusado de “asociación ilícita” y “secuestro” de quien era entonces uno de sus más enconados opositores políticos.

Balda, líder del partido Sociedad Patriótica, denunció su secuestro en 2012, pero fue este año, ya con un nuevo presidente en el país, Lenín Moreno, cuando la Fiscalía inició la investigación reservada y solicitó las primeras versiones del caso.

Según denunció el político, el secuestro se produjo en Colombia la noche del 13 de agosto de 2012, cuando fue abordado por cinco personas, cuatro hombres y una mujer, que lo introdujeron con violencia en un vehículo.

El auto fue localizado y una persona fue detenida por las autoridades colombianas.

Pese a que la Fiscalía de Ecuador había solicitado como medias cautelares que Correa se presentara periódicamente ante la Embajada en Bélgica, la jueza Camacho decidió, por decisión propia, que dicha acción se realice ante la secretaría de la CNJ en Quito cada quince días, una decisión que sorprendió a la sala.

“Incluso ha rebasado la expectativa fiscal”, se lamentó el abogado defensor Caupolicán Ochoa, al rechazar la medidas cautelares, dejar en claro que su cliente tiene toda la voluntad de defenderse por considerarse inocente, y que apelará el fallo.

Y denunció que la jueza ha actuado con “carencia de imparcialidad” y ha cometido un “franco abuso del derecho” al pedir al fiscal que reformule las medidas cautelares.

Correa deberá presentarse ante el CNJ desde el 2 de julio, lo que, en principio, le exigiría retornar al país desde Bélgica.

Camacho sin embargo no dio paso a la petición del fiscal de colocarle a Correa un dispositivo de rastreo (grillete electrónico).

La audiencia de vinculación de Correa al caso Balda se dio en medio de protestas de varias decenas de simpatizantes del expresidente en las afueras de la CNJ.

“Seguiremos apoyando la defensa de Rafael Correa, argumentando nacional e internacionalmente, tenemos que recurrir a los gobiernos de la región, a todas las instancias de derechos humanos para evitar que se consume este atropello”, se quejo a Efe Ricardo Patiño, excanciller y exministro de Defensa bajo el gobierno de Correa.

Al final de la audiencia, manifestantes lanzaron huevos y otros objetos contra periodistas que cubrían esta diligencia, al acusarlos de favorecer los intereses de grupos de derechas opuestos al Gobierno del exmandatario.

La Policía acordonó el lugar para resguardar el orden y evitar desmanes.

En la sesión de hoy, la defensa de Correa también apeló al tecnicismo de que el fiscal general ecuatoriano aún no ha tomado oficialmente posesión de su cargo para alegar que estaría incumpliendo con normas procesales, alegato que la jueza desestimó.

El delito denunciado, recordó el fiscal durante la audiencia, se produjo cuando Balda se encontraba en suelo colombiano en 2012 pese a haber sido llamado por otros asuntos por la justicia ecuatoriana.

Agentes de Inteligencia de Ecuador, según la Fiscalía por órdenes superiores que llegaban presuntamente hasta Correa, ordenaron una operación para ubicar a Balda y aprehenderlo de forma ilegal, aunque fue liberado poco después gracias a la acción de las autoridades colombianas.

El Ministerio Público, que no llegó a pedir la prisión preventiva para el exmandatario, presentó varios indicios como prueba de la supuesta asociación ilegal para capturar al político opositor.

Figuran entre ellas cartas enviadas por agentes de Inteligencia a Correa, así como, según el diario El Comercio, dos depósitos bancarios por 10.000 y 11.280 dólares a favor del exagente de Inteligencia Raul Chicaiza, ahora cooperador eficaz de la Fiscalía.

Tras conocer el fallo, algunos seguidores de Balda celebraron la decisión y sus abogados anunciaron que, en los próximos días, presentarán una acusación particular contra Correa, en quien ven al autor intelectual del delito.

La instrucción fiscal del caso concluirá el próximo 18 de julio, plazo en el que las partes deberán presentar sus pruebas. EFE