Costa Rica confirma alza significativa de inmigración por crisis de Nicaragua

METRO Nicaragua

San José, 19 jul (EFE).- La canciller de Costa Rica, Epsy Campbell, confirmó hoy que el país está registrando un “aumento significativo” de inmigración nicaragüense que podría desembocar en una crisis debido al recrudecimiento del conflicto sociopolítico que sufre Nicaragua desde hace tres meses.

“El recrudecimiento de la situación política y social en Nicaragua empieza a generar una presión migratoria, además de la presión económica y comercial que venimos arrastrando desde hace semanas por los problemas de tránsito de mercancías. Hay un aumento significativo que podría llegar a una crisis migratoria”, expresó Campbell en conferencia de prensa posterior al Consejo de Gobierno.

La canciller y vicepresidente detalló que Costa Rica está tramitando entre 600 y 700 visas a nicaragüenses, y que legalmente cada día entran al país entre 100 y 150 de ellos. Estos ingresos son de nicaragüenses que por primera vez entran a Costa Rica.

En Costa Rica, país de 4,7 millones de habitantes, viven legalmente unos 400.000 nicaragüenses, según datos oficiales, pero organizaciones no gubernamentales elevan esa cifra al menos al doble, incluyendo las personas irregulares.

En el primer semestre del año Costa Rica recibió cerca de 10.000 solicitudes de refugio de nicaragüenses, aunque muchas de ellas han sido identificadas como personas que viven en Costa Rica desde hace tiempo y buscan regularizar su situación migratoria de esa forma.

Costa Rica habilitó un albergue en el norte del país, cerca de la frontera con Nicaragua, y otro en el sur, con capacidad total para 2.000 personas, con el fin de brindar atención humanitaria a los migrantes nicaragüenses que lo necesiten.

Campbell explicó que Costa Rica está recibiendo apoyo financiero o logí8stico de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur, del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) y de la Organización Panamericana de la Salud (OPS).

“Tenemos una mesa de cooperación activada en donde el país está solicitando los recursos necesarios para enfrentar las demandas extraordinarias de la crisis nicaragüense que impacta social, económica y humanamente a nuestro país”, afirmó la canciller.

Campbell también destacó los esfuerzos que ha hecho Costa Rica para que la comunidad internacional “ponga los ojos” en Nicaragua, como por ejemplo el impulso de la resolución del miércoles de la Organización de Estados Americanos, en la que piden elecciones anticipadas.

“Queremos poner en el tapete de la discusión internacional que lo de Nicaragua es un tema inaceptable con consecuencias directas a nuestro país y que el mundo debe poner sus ojos allí”, expresó.

Las protestas contra el presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, se iniciaron el 18 de abril pasado por unas fallidas reformas a la seguridad social y se convirtieron en un reclamo que pide la renuncia del mandatario, después de once años en el poder, con acusaciones de abuso y corrupción en su contra.

La crisis ha provocado más de 350 muertes, la mayoría civiles. EFE