Costa Rica trabaja para reabrir pronto el volcán Poás, cerrado por erupciones

Diario Digital Nuestro País

San José, 17 may (EFE).- Las autoridades de Costa Rica informaron hoy que trabajan en la reconstrucción de senderos, colocación de seguridad y capacitación de funcionarios para cumplir con requerimientos técnicos y reabrir al turismo el Parque Nacional Volcán Poás, cerrado desde abril del 2017 por erupciones freáticas.

El Ministerio de Ambiente y Energía y la Comisión Nacional de Emergencias informaron que las acciones están enfocadas en garantizar la seguridad de turistas y habitantes de las comunidades aledañas.

“Estamos realizando los esfuerzos correspondientes para desarrollar la apertura al turismo que permita el disfrute de esta área silvestre y la seguridad de los visitantes y las personas funcionarias. Así como la oportunidad para promover el desarrollo de las comunidades aledañas”, afirmó en un comunicado la viceministra de Ambiente, Pamela Castillo.

Durante 2018 el coloso no ha registrado erupciones, pero para su reapertura al turismo las autoridades exigen una serie de medidas de seguridad.

Entre las medidas tomadas se encuentra la instalación de rótulos en los que se indica a los visitantes que están en una zona de alto riesgo y la construcción de refugios temporales para seguridad de los visitantes.

También se ha avanzado en la capacitación a personal institucional y guías de turismo, así como la reconstrucción de la infraestructura de senderos, barandas, entre otras.

Las autoridades además están en proceso de adquisición de un medidor de gases en tiempo real.

Tras las erupciones que obligaron al cierre del Parque Nacional Volcán Poás, los productores, hoteleros, restaurantes, promotores de turismo de aventura y de bienestar se han visto perjudicados por el golpe económico.

Ante esto el Gobierno costarricense indicó que ha articulado esfuerzos para aliviar la baja en las ventas de los comercios de la zona, como la creación de ferias y campañas de publicidad para impulsar a los atractivos naturales, culturales, gastronómicos y artísticos que posee esta zona.

“Es necesario que las Cámaras de la zona diversifiquen su oferta turística o bien la estructuración de paquetes y ofertas para diferentes poblaciones, el desarrollo de tours por fincas agro productivas, el desarrollo de eventos deportivos, actividades o talleres de relajación”, dijo la directora de Desarrollo del Instituto Costarricense de Turismo, Ruth Alfaro.

El volcán Poás era visitado anualmente por 400.000 turistas, quienes eran atraídos por su cercanía a San José, su laguna de agua turquesa y su gigantesco cráter, que se ubica a 350 metros de profundidad.

Los turistas aprovechaban su paseo al volcán para realizar otras actividades en las comunidades cercanas, las cuales dependen mayoritariamente del turismo.

El turismo es uno de los principales motores de la economía costarricense, país que de 4,7 millones de habitantes, que alberga a cerca del 5 por ciento de la biodiversidad del planeta, y que cada año recibe a unos 3 millones de turistas.EFE