Crece incertidumbre en Haití por estancamiento del proceso electoral

Crece-incertidumbre-Haiti-estancamiento-electoral_EDIIMA20160123_0360_4Puerto Príncipe, 23 ene (EFE).- La incertidumbre por el aplazamiento de la segunda vuelta presidencial en Haití sigue creciendo hoy en el país caribeño, en medio de manifestaciones callejeras de la oposición, la exigencia del candidato oficialista de que se celebren cuanto antes y la preocupación de organismos regionales.


La suspensión de la segunda ronda de las elecciones presidenciales, anunciada este viernes, pareció impulsar los reclamos de los sectores de la oposición haitiana, que volvieron a las calles hoy para exigir la renuncia del presidente de Haití, Michel Martelly, así como de los miembros del Consejo Electoral Provisional (CEP).

Martelly había insistido hasta último momento en que los comicios se celebrarían este domingo, a pesar de la postura del candidato opositor, Jude Celestin, de negarse a participar en unas votaciones “fraudulentas”, como él mismo ha reiterado en varias oportunidades.

La disposición del CEP, de suspender los comicios sin fecha determinada, sin embargo, fue duramente criticada hoy por el aspirante oficialista, Jovenel Moise, quien exigió al organismo completar el proceso electoral “lo más rápido posible”.

“Estoy aquí junto al pueblo y no voy a desistir del proceso”, expuso el candidato del Partido Haitiano Tet Kale (PHTK), en rueda de prensa celebrada en Puerto Príncipe.

Moise, además, condenó la “violencia” (en las calles) que, a su juicio, ha impuesto la oposición en las últimas semanas, y consideró que esos sectores quieren utilizar el proceso democrático para satisfacer “intereses personales”.

“El pueblo votó por mí y en cualquier momento que se realice la segunda vuelta voy a ganar. No entiendo por qué el Consejo Electoral aplazó las elecciones por segunda vez sin poner una fecha (para su celebración); eso es falta de respeto al proceso y a la gente que vota”, agregó Moise.

Moise fue el más votado en la primera ronda de las elecciones celebradas en octubre pasado, cuando obtuvo el 32,81 por ciento de los sufragios, frente al 25,27 % que registró Celestin, candidato del opositor Liga Alternativa por el Progreso y Emancipación Haitiana (LAPEH), quien rechazó esos resultados y reiteró que no participaría en una segunda vuelta.

La posición de Celestin es idéntica a prácticamente todos los partidos opositores, que se han atrincherado en un denominado grupo G8, donde destacan, entre otros, Familia Lavalas, que lidera el expresidente haitiano Jean Bertrand Aristide.

Las protestas callejeras de este sábado estuvieron vigiladas de cerca por miembros de la Policía Nacional Haitiana (PHN), así como parte de la Misión de Naciones Unidas para la Estabilización de Haití (Minustah).

Sin embargo, en varios barrios periféricos a la capital se observaron neumáticos incendiados, así como barricadas levantadas por manifestantes.

Algunos de los líderes de las protestas dijeron a medios haitianos que se mantendrán en las calles hasta que Martelly y los actuales miembros del CEP renuncien a sus respectivos cargos, y saludaron la suspensión de los comicios.

Estos sectores reclaman, además, la conformación de un Gobierno de transición que organice elecciones “libres y democráticas” en un tiempo máximo de 90 días.

Mientras, La misión de observación electoral de la Organización de los Estados Americanos (OEA) en Haití pidió hoy a todos los actores políticos que completen el proceso electoral suspendido este viernes, al tiempo que condenó los actos de violencia registrados en el país caribeño.

En un comunicado, la misión llamó a “participar en un diálogo consensuado y constructivo para superar la actual crisis política y completar el proceso electoral”.

La OEA, con sede en Washington, se pronunció en este sentido después de que el CEP cancelara la segunda vuelta de las elecciones presidenciales previstas para este domingo alegando “razones de seguridad”.

Precisamente, hoy dimitió el vicepresidente del organismo electoral, Pierre Manigat Jr., en una carta dirigida al presidente Martelly.

Manigat citó como justificación para su renuncia “compromisos adquiridos” antes de su designación.

Tras esta renuncia aumenta a seis el número de miembros que han renunciado al ente encargado de organizar los comicios, integrado originalmente por nueve personas. (1)EFE