Crecimiento de México dependerá de la respuesta a los retos tecnológicos

Gabriela García Guzmán

Puebla (México), 19 feb (EFE).- Los nuevos retos tecnológicos de las empresas son clave para el desarrollo económico de México, según se puso de manifiesto este miércoles en el Foro Empresarial Hacia una Industria del Futuro (I4.0Mx) que pretende impulsar el sur y sureste de México.

Un grupo de directivos empresariales y funcionarios de nueve estados analizaron las opciones viables para la industria en México en el Museo Internacional del Barroco de Puebla, centro del país.

Coincidieron en que la industria será el motor de cambio en México para abrir espacios a todos los sectores incluidos los sociales, productivos e industriales que busquen empresas innovadoras y de desarrollo de nuevas habilidades.

En el centro del debate se colocó la opción de adquirir robots para facilitar el trabajo de los empleados “sin reemplazarlos sino solo para facilitar sus actividades y acciones”.

La industria 4.0 rompe paradigmas, crea nuevos conceptos de producción y control, establece una nueva directriz resultado de la creación de productos y maquinaria inteligentes y una interconexión inédita de instalaciones y sistemas computarizados, explicaron.

Manuel Pérez Cárdenas, Jefe de la Oficina de Presidencia de la Confederación de Cámaras Industriales de México CONCAMIN), destacó que las empresas tendrán un punto de encuentro debido a que son las que tienen desarrollo sostenible y la facilidad para mover la economía del país.

La cuarta revolución industrial tiene que caminar de la mano con la digitalización y la automatización de la manufactura ciberfísica, dijo.

Agregó que el mundo ha comenzado a converger con la interconexión de los dispositivos digitales y transformando la forma de vivir, debido a que ahora se desarrolla una relación entre el medio ambiente y los seres humanos.

Criticó la falta de sinergia de las universidades y el aparato productivo, lo que se refleja en una falta de investigación que se observa en el hecho de que el 99 % de las empresas son pequeñas y el 0,1 % genera el 70 % u 80 % de la economía.

“Se imaginan eso entonces cuando hablamos de políticas públicas. Sobre todo en materia económica hay que preguntarse donde vamos a materializar todo lo que dicen las políticas públicas y no hay otra: es en las empresas y es en los individuos en lo particular”, dijo.

Explicó que México ocupa la posición número 58 del ránking del Global Innovation Index (2017) que evalúa el nivel de innovación de 127 economías del mundo.

Enrique Fernández Moctezuma, Director de Planeación de la Producción de Volkswagen de México, aseguró que el personal que tienen es la clave para dar el “brinco” tecnológico que se requiere.

“Tenemos un trabajo y una responsabilidad, así lo hemos decidido, dentro de Wolkswagen de México. Estamos trabajando en sinergia con las otras regiones del grupo, pero es importante ubicarnos en Norteamérica, tenemos compromisos y tenemos mucho entusiasmo para llegar a los mercados de Canadá y Estados Unidos, desde luego México y en algunas ocasiones también a Sudamérica”, dijo.

Añadió que elevar la productividad es objetivo clave, debido a que tiene que ser rentable, para tener un beneficio económico, pero lo mejor es buscar tener una continuidad, la cual debe estar de la mano con una estructura de costos de fabricación.

Bernd Rohde, director de Hannover Fair México, señaló que en la industria de los robots habrá nuevos segmentos como la manufactura aditiva, dirigida por la impresión 3D, y la energía, la cual es un reto conseguirla a buen costo. Enfatizó que se dará atención a la educación con un programa especial para estudiantes y un display especial para E-Mobility.

“Hablamos de robots de gran dimensión para las manufacturas internacionales y una cifra récord que se ha alcanzado de 380.000 y se prevé que esto continúe”, apuntó.

Destacó que una vez que se conozcan las estadísticas de 2019 se hablará de 400.000 robots que se exportan anualmente, cifra que si coloca en perspectiva es mayor a la población que tiene Belice con 370.000 habitantes.

México es el cuarto importador más grande de estos robots industriales, tan solo por debajo de China, Alemania y Estados Unidos, lo que habla de la generación de importancia en este tipo de robótica para las empresas, agregó. EFE