martes, septiembre 28, 2021
Inicio > Noticias > Internacional > Critican labor de los bomberos en incendio que mató a 72 personas en Londres

Critican labor de los bomberos en incendio que mató a 72 personas en Londres

Londres, 30 oct (EFE).- El primer informe sobre el incendio en 2017 del edificio de viviendas Grenfell del oeste de Londres, de 24 pisos y que causó 72 muertes, critica la respuesta de los bomberos, según las conclusiones difundidas este miércoles.

Martin Moore-Bick, el juez que preside la investigación, que contará con una segunda fase, mantiene que “menos personas habrían muerto si se hubiera dado la orden de evacuar (el bloque de pisos) antes de las 2 de la madrugada”.

Critica que los bomberos que acudieron al suceso en el barrio de Kensington y Chelsea no se replantearan su estrategia -fundamentada en directrices oficiales aplicables a bloques de pisos- de pedir a los residentes que permanecieran en sus apartamentos hasta ser rescatados.

Según el juez, deberían haber ordenado el desalojo de la torre de 24 pisos mucho antes de cuando lo hicieron, al ver que el edificio no estaba bien compartimentado ni equipado para contener el fuego -una situación irregular que se investigará en la segunda fase de esta pesquisa-.

En su opinión, los bomberos estaban tan aferrados a la habitual directriz de “no moverse” que vieron “impensable” abordar una evacuación en ese particular incendio, para lo que, de todas maneras, “carecían” de un plan adecuado.

Le pareció “sorprendente” que los profesionales no hubieran recibido formación sobre qué hacer cuándo las medidas antiincendios de los bloques de pisos fallan, puesto que eso ya había ocurrido en siniestros anteriores en el Reino Unido y otros países, sostiene en el documento de mil páginas.

Según han establecido los investigadores, el incendio del bloque Grenfell, de propiedad municipal, fue provocado por un frigorífico defectuoso situado en el piso 16 -cuyo ocupante ha sido exculpado-.

Se propagó muy rápidamente debido al revestimiento inadecuado de la fachada, con materiales combustibles ilegales, y el fallo de otras medidas antiincendios como puertas y alarmas.

Los detalles sobre las precarias condiciones del edificio, a cargo del Ayuntamiento del acomodado distrito de Kensington y Chelsea, y las posibles responsabilidades políticas o empresariales en el suceso se dirimirán en la segunda fase de la pesquisa.

El primer ministro británico, el conservador Boris Johnson, elogió hoy que “al fin las víctimas pueden escuchar la verdad de lo que sucedió” el 14 de junio de 2017 y se comprometió a aplicar las recomendaciones que eventualmente emita el magistrado.

La asociación de residentes Justice4Grenfell instó a determinar quiénes son los responsables del mal estado del bloque y lamentó que los bomberos londinenses “hayan sido el chivo expiatorio” en la fase uno de la investigación, mientras que “los grandes actores” siguen exculpados.

El secretario general del sindicato de bomberos, Matt Wrack, refutó las conclusiones del juez al apuntar que “no hay manera de saber” si una evacuación temprana de 150 personas que quedaban “por una estrecha escalera llena de humo hubiera podido salvar más vidas con solo 30 efectivos”.

La jefa del cuerpo de bomberos de Londres, Dany Cotton, dijo a su vez que estudiarán el contenido del informe y cuestionó que se haya criticado a personas concretas que se enfrentaron a “circunstancias sin precedentes en condiciones inimaginables”.

El alcalde de Londres, el laborista Sadiq Khan, alabó “el coraje y valentía” de los bomberos “en lo que fue un catastrófico fracaso del edificio” por su defectuosa construcción. EFE

A %d blogueros les gusta esto: